28 de marzo de 2008

Colombia.-La Conferencia Episcopal Colombiana pide la liberación de Betancourt porque su salud es "extremadamente grave"

BOGOTÁ, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana (CEC), monseñor Luis Augusto Castro, dijo hoy que fuentes muy fiables le confirmaron que el estado de salud de la ex candidata a la Presidencia Ingrid Betancourt es "extremadamente grave" y ofreció nuevamente la colaboración de la Iglesia Católica para facilitar su puesta en libertad.

Es evidente la situación de gravedad de la salud de Ingrid Betancourt, consideró monseñor Castro, quien afirmó que junto al padre Darío Echeverry están buscando acciones urgentes para lograr su liberación.

A tal fin, a través de sus declaraciones a una emisora de radio colombiana, el presidente de la CEC hizo un llamamiento al jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Joaquín Gómez para que permita "en un gesto humanitario" que la política franco-colombiana sea liberada.

"Joaquín Gómez siempre ha sido muy sensible a lo que se le pedía, en este momento le pido que esa gentileza que demostró en tantas ocasiones, la tenga hacia Ingrid (Betancourt) y hacia todos los secuestrados", añadió monseñor Luis Augusto Castro.

Sobre el estado de salud de la ex candidata a la Presidencia que lleva secuestrada seis años por las FARC, el párroco de la pedanía La Libertad, del departamento del Guaviare --zona en que al parecer se encuentra retenida-- aseguró hoy que "Ingrid perdió las ganas de vivir".

El párroco Manuel Mancera explicó que esa es la situación de Betancourt según los testimonios de los campesinos que han estado cerca de ella. En declaraciones a Caracol Radio afirmó que la ex candidata presidencial "no quiere hablar con nadie, no quiere seguir comiendo, llora mucho, no quiere saber nada de este mundo" y que "está demacrada".

Mancera relató que un campesino tocó la mano a Ingrid Betancourt y que ella le dijo que solo quiere descansar. "El campesino le dijo que tranquila, que se animara, pero ella está en un último estado de depresión, la enfermedad ya no le hace mella, la ven totalmente desanimada, va a decir una palabra y solamente llora", afirmó Mancera.