19 de abril de 2007

Colombia.- La CSI denuncia la implicación de los servicios de seguridad colombianos en el asesinato de sindicalistas

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Sindical Internacional (CSI), que representa a 168 millones de trabajadores en 154 países, ha enviado un Informe a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el que se denuncia la implicación de los servicios de seguridad colombianos y los escuadrones de la muerte en el asesinato de miles de sindicalistas en este país desde los años 90.

En un reciente discurso pronunciado ante el Parlamento Europeo, el director del Departamento de Derechos Humanos y Sindicales de la CSI, Janek Kuczkiewicz, hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que presionen a las autoridades colombianas con el objetivo de que investiguen los más de 2.000 asesinatos de sindicalistas cometidos entre 1991 y 2006, más de la quinta parte de los cuales eran dirigentes sindicales.

"Año tras año, Colombia ha venido ocupando el primer puesto de la lista de países donde se asesina a más sindicalistas por el mero hecho de desarrollar sus legítimas actividades de defensa de los derechos de los trabajadores, con lo que se han perdido miles de vidas y se ha devastado a familias de todo el país", dijo Kuczkiewicz.

"No es de sorprender que el Gobierno y las autoridades judiciales declinen investigar esos terribles crímenes y hacer comparecer a los responsables ante la justicia. Las personas que han estado en el Gobierno durante todos estos años también tienen parte de culpa. En este momento, el Gobierno tiene la oportunidad de conseguir que finalmente se haga justicia y que en el futuro se respeten plenamente los derechos fundamentales de los trabajadores", sentenció.

En su informe, la CSI presenta pruebas de la implicación del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) de Colombia y los escuadrones de la muerte paramilitares en el asesinato de por lo menos siete sindicalistas en la última década. Actualmente, el DAS se encuentra bajo la autoridad directa del presidente colombiano, Álvaro Uribe.

El documento sigue la misma línea marcada por una reciente investigación realizada por la Fiscalía General de la Nación en la que se revelaba que el seguimiento efectuado a 22 dirigentes sindicales y un asesor sindical por parte de la DAS. Posteriormente, siete de ellos fueron asesinados.