5 de agosto de 2016

Cuba se compromete con Colombia a no tomar represalias contra los inmigrantes deportados

Cuba se compromete con Colombia a no tomar represalias contra los inmigrantes deportados
COLPRENSA

BOGOTÁ, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, ha revelado este viernes que el Gobierno cubano se ha comprometido a no tomar represalias contra los inmigrantes deportados, el mayor miedo de las voces que se oponen a la repatriación de los cubanos.

"Hay compromiso de ellos, dicen que los reciben sin ninguna represalia", ha dicho Holguín en una entrevista concedida a la emisora colombiana Blu Radio.

Las autoridades colombianas han iniciado en las últimas horas la ronda de deportaciones de los más de 1.200 cubanos varados en la localidad de Turbo, después de que el presidente, Juan Manuel Santos, se negara a permitirles continuar su camino hacia México.

Holguín ha detallado que ya han entregado a un primer grupo de 17 y ha instado a los inmigrantes a someterse voluntariamente a esta repatriación porque sino acabará siendo "obligatoria", ya que --ha recalcado-- no les dejarán seguir hasta México.

Ante el inicio de la ola de deportaciones, muchos cubanos se han aventurado por la selva colombiana de Darién con el objetivo de alcanzar Panamá y desde ahí continuar su periplo hacia Estados Unidos, de acuerdo con la prensa local.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) ha pedido a las autoridades colombianas que no deporten a los inmigrantes para evitar "que sean doblemente víctimas de la violación de sus Derechos Humanos" por las posibles represalias a su regreso.

Un grupo de artistas y académicos ha enviado al Gobierno de Santos una carta en la que apelan a la compasión de Colombia, un país de "más de 46 millones de habitantes", con "este pequeño grupo" de inmigrantes para que continúen su camino hacia Estados Unidos.

Miles de cubanos han salido en el último año de la isla caribeña ante el temor de que Estados Unidos derogue las leyes migratorias que les dan ventaja sobre otras comunidades de extranjeros, como parte del diálogo con el Gobierno de Raúl Castro.