3 de diciembre de 2015

Colombia debate sobre sus cárceles, saturadas con 40.000 presos de más

BOGOTÁ, 3 Dic. (Notimérica) -

El Senado de Colombia ha realizado este miércoles un debate de control político para hablar sobre el cupo de sus cárceles, pues éstas tienen capacidad para albergar a 80.000 presos y actualmente hay 120.000. También se han analizado las condiciones del derecho a la salud de los reclusos del país, a los cuales no se les garantizan derechos básicos como el agua y la alimentación.

El propósito del debate, promovido por el senador Jesús Alberto Castilla, ha sido mostrar la vulnerabilidad sistemática de los derechos de los reclusos en las diferentes cárceles del país. A diario, los reos se enfrentan a terribles condiciones de hacinamiento, violación grave y sistemática del derecho a la salud, tratos crueles e inhumanos, falta de salubridad y carencia de agua, entre otros.

Según cifras oficiales del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia (INPEC) y del Ministerio de Justicia, el senador Castilla ha señalado que la actual población reclusa suma más de 121.000 personas, de las cuales "2.524 son de la tercera edad, 115 gestantes o lactantes, 764 discapacitados y 80 menores de edad", tal y como ha publicado la web oficial del Senado colombiano.

En ese sentido, el senador ha recalcado que se está sobrepasando el cupo de los centros penitenciarios. Estas cárceles tienen capacidad para albergar 80.000 presos, pero a día de hoy son "120.000 las personas que están en condición de vulneración de sus derechos".

Por su parte, el ministro de Justicia, Yesid Reyes, ha reconocido que la política carcelaria del país es insuficiente, pero, desde este debate, las autoridades están trabajando para construir más cupos en las cárceles y para solucionar otros problemas, como la citada carencia de agua.

Concretamente, en la cárcel 'La Tramacúa' de Valledupar, con más de 1.500 presos, apenas hay agua durante 10 o 15 minutos al día en los primeros pisos del penal, tal y como ha informado el diario 'El Tiempo'. Por ello, el congresista ha exigido el cierre del penal y ha solicitado la implementación de una política criminal que permita alternativas a la situación actual.

También deben mejorar la reinserción de los presos que ya han cumplido sus penas mediante organizaciones que les faciliten acompañamiento y apoyo para evitar que vuelvan a delinquir. Del mismo modo, Castilla ha dicho que desde los Ministerios se están promoviendo "brigadas de salud" para las cárceles de todo el país.

En el marco del proceso de paz que se adelanta en La Habana, el senador Castilla solicitará al Gobierno Nacional la liberación humanitaria, la atención hospitalaria y la suspensión de la pena de los presos políticos y sociales con graves problemas de salud que se encuentran recluidos en los diferentes centros penitenciarios del país.

En el debate también han participado el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, y el director General del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC), Jorge Luis Ramirez Aragon.

Para leer más