30 de septiembre de 2009

Colombia.- Declaran la máxima alerta por la erupción del volcán Galeras en el suroeste del país

BOGOTÁ, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

Una nueva erupción se produjo este miércoles en el volcán Galeras, en el departamento de Nariño (suroeste), lo que provocó que las autoridades colombianas declaran la alerta máxima en los municipios cercanos ante la posibilidad de que se produzca una explosión mayor.

La erupción, la novena que se produce este año, ocurrió a las 9.14 horas (16.14 hora peninsular española), según informó el Observatorio Vulcanológico del Instituto Colombiano de Geología y Minería. Minutos después se declaró la alerta roja y se ordenó la evacuación de todos los habitantes de las localidades más cercanas a las laderas del volcán.

Los municipios que podrían resultar más afectados en caso de una explosión son Pasto, Nariño y La Florida, donde viven unas 500.000 personas, de acuerdo con la información divulgada por el Comité Regional de Prevención y Atención de Desastres.

El nivel rojo de alerta significa que existe un nivel de erupción en desarrollo. De hecho, desde esta mañana (tarde en España) el volcán ha estado expulsando cenizas que han llegado ya a varias poblados cercanos.

Las directora del Comité Regional de Emergencias, Lina Dorado, informó de que todos los organismos de socorro se reunieron para concretar las medidas que se tomarán en las próximas horas.

Por su parte, el secretario de gobierno de La Florida, Jesús Enríquez, comentó que en esa localidad viven unas 2.100 personas que ya han acatado las medidas de prevención, pero aclaró que hasta el momento no han evacuado a nadie, por lo que los albergues continúan vacíos, según reseñó el diario colombiano 'El Tiempo'.

"La gente lo ha tomado con calma, no hay inconvenientes en esta población, pero estamos a la espera de las órdenes de las autoridades departamentales y nacionales", explicó Enríquez.

Desde el año 2005, el Gobierno colombiano ha intentado poner en marcha un proceso de evacuación de los personas que viven en las llamadas "zonas de riesgo" ante la posibilidad de que se produzca una erupción de grandes proporciones.

Los albergues que se construyeron para tal fin todavía permanecen vacías porque la mayoría de los habitantes se niega a abandonar sus hogares, pese a que en los últimos años han declarado la alerta roja ante la inminente explosión del volcán Galeras.