3 de noviembre de 2006

Colombia.- Defensa asegura que no tiene pruebas sobre la autoría de los dos últimos coches bomba pero apunta a las FARC

BOGOTÁ, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro colombiano de Defensa, Juan Manuel Santos, aseguró hoy que no se tienen indicios claros sobre la autoría de los dos coches bomba que hicieron explosión ayer y esta madrugada en el centro del país, aunque recalcó que todo indica que "pueden provenir del terrorismo que pretenden sembrar las FARC por todo el país".

"Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para clarificar estas situaciones... Pedimos a la población que colabore para actuar a tiempo", explicó Santos en declaraciones a la emisora local 'RCN' recogidas por Europa Press.

Una persona resultó levemente herida hoy tras estallar un coche bomba en Villavicencio, capital del departamento de Meta y donde llegará el presidente del país, Álvaro Uribe, para presidir un consejo de seguridad.

Anoche, tres personas murieron y cuatro más resultaron heridas por la explosión de un vehículo particular a la entrada del municipio de Fusagasugá, en el departamento de Cundinamarca, aunque las autoridades investigan si se trató de un acto terrorista o de un accidente.

LOS GUERRILLEROS SE REFUGIARON EN VIVIENDAS

Por otro lado, el ministro calificó de "heroísmo" el hecho de que la policía de Tierradentro (departamento de Córdoba) impidieran que la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tomara "a sangre y fuego" la ciudad.

"En este caso lo que hay que condenar es la sevicia con la cual los guerrilleros se refugiaron en las casas a sabiendas que la policía no iba a responderles para evitar que fueran muertos o heridos civiles inocentes", señaló.

"Ellos pueden ser exitosos una sola vez, pero nosotros debemos salir triunfantes las cien veces que actuemos", agregó el ministro de Defensa, quien consideró, sobre las alertas denunciadas el pasado febrero por la Iglesia y el Defensor del Pueblo, que "el Ejército las atendió, pero es que la tropa no puede anclarse en un solo lugar y debe ir a la ofensiva".

Santos puntualizó que el Estado está en capacidad de copar y mantener el orden público en las zonas desalojadas por los grupos paramilitares, pese a la estrategia de la guerrilla de "presionar, con lista en mano, a la población para que no colabore con la fuerza pública".