14 de marzo de 2007

Colombia.- Destituidos tres policías colombianos de Medellín acusados de torturar y asesinar a un detenido

BOGOTÁ, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Procuraduría General de Colombia ordenó la destitución de un capitán, un sargento y un agente de Policía, que trabajaban en la sección de vehículos robados acusados de torturar y asesinar a un hombre en Medellín, capital del departamento de Antioquia.

El Ministerio Público informó que los efectivos son sospechosos de la muerte de Giovanni Aguirre Soto, quien estaba acusado del hurto de un automóvil. Tras ser arrestado en junio de 2002, apareció muerto, según indica la emisora local 'RCN'.

Al parecer, el capitán Giraldo Castaño, que dirigía la sección de automóviles robados, no puso al detenido a disposición de la Justicia. Una investigación disciplinaria estableció que Aguirre fue introducido en el maletero de un coche que había robado y un día después apareció muerto con señales de torturas y quemaduras.

La Procuraduría señaló que el arrestado "fue sometido a trato cruel, inhumano y degradante", y subrayó que el delito que se imputa a los policías fue "gravísimo", por lo que les destituyó y sancionó con 20 años de prohibición para ocupar cargos públicos.