23 de enero de 2007

Colombia.- El ex ministro Araújo, que escapó de las FARC, opina que no se puede renunciar al rescater militar

BOGOTÁ, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ex ministro colombiano Fernando Araújo, quien a finales de 2006 escapó de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), pidió hoy a los colombianos que respalden la política del presidente, Álvaro Uribe, en favor de las personas que ese grupo rebelde mantiene en condición de rehenes, es decir, el rescate de los secuestrados por la vía militar.

Araújo consideró, tras entrevistarse con el mandatario en la sede del Ejecutivo en Bogotá, que el país no debe renunciar al rescate militar de los cautivos porque sería "como extender un certificado de impunidad para el secuestro", informa la emisora local 'RCN'.

"Si los secuestradores llegan a entender que no van a existir operativos militares para el rescate, en lugar de tener 3.000 secuestros al año, como teníamos anteriormente, tendríamos 10.000", declaró Araújo, quien el pasado 31 de diciembre huyó de los guerrilleros que le tenían cautivo en las selvas del norte del país.

El ex ministro de Desarrollo aprovechó una operación militar por aire y tierra para huir de sus captores, y apareció cinco días después en una apartada vereda de los Montes de María, en el departamento de Bolívar, lugar donde fue retenido desde su secuestro en Cartagena de Indias en diciembre de 2000.

Según Araújo, los colombianos deben apoyar la decisión de Uribe de buscar por la vía militar el regreso de los políticos, efectivos de la fuerza pública y extranjeros (tres estadounidenses) que las FARC pretenden canjear por cerca de medio millar de insurgentes presos, entre ellos dos extraditados a Estados Unidos.

ESTANCAMIENTO DEL PROCESO

Las FARC, principal guerrilla del país, han condicionado la entrega de estos secuestrados a la negociación de un acuerdo de intercambio humanitario en una zona del departamento del Valle que sea previamente desmilitarizada.

Uribe aceptó gestionar un consenso de este tipo, pero no en un territorio neutral, lo que mantiene estancada la posibilidad de liberación negociada de los secuestrados, varios de los cuales llevan más de nueve años en poder de la guerrilla.

"Desde el punto de vista de la seguridad de los secuestrados, yo respaldo el intercambio humanitario, naturalmente", afirmó Araújo, quien insistió, no obstante, en que la vía del rescate militar es una posibilidad que no puede ser descartada.

Según el ex funcionario, Uribe ha asumido con "la prudencia y la inteligencia necesaria", las acciones tendentes a la liberación de este grupo de rehenes, "ya sea a través de operaciones militares o a través del acuerdo humanitario".