20 de marzo de 2007

Colombia.- La Fiscalía investiga si la multinacional Drummond también pagó a grupos armados a cambio de seguridad

BOGOTÁ, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El fiscal general de Colombia, Mario Iguarán, anunció hoy que están investigando si la multinacional Drummond también pagó a grupos armados a cambio de seguridad, y reveló que está estudiando si solicita la extradición de directivos de la bananera Chiquita Brands International por estos mismos motivos.

Iguarán explicó a la emisora local 'RCN' que la Fiscalía investiga a varias empresas después de que Chiquita admitiera que había pagado a grupos paramilitares para obtener seguridad en las regiones colombianas en las que opera.

Al ser preguntado sobre Drummond, que explota yacimientos de carbón en los departamentos colombianos del César, La Guajira y Magdalena, indicó que "ése es uno de los casos e incluso hay una investigación en términos formales".

"En principio lo que estamos viendo son unas empresas privadas que reclutaron a las autodefensas para defender conscientes del proceder de estos grupos armados. No fue un pago de extorsión o secuestro, fue el apoyo a un grupo armado al margen de la ley", señaló.

Chiquita Brands International llegó la semana pasada a un acuerdo judicial en Washington tras admitir que había pagado durante siete años 1,7 millones de dólares (casi 1,3 millones de euros) a escuadrones paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) para evitar que sus trabajadores e instalaciones fueran atacados. Por esta razón, Chiquita Brands podría pagar una multa de hasta 25 millones de dólares (casi 18,8 millones de euros).

POSIBLE EXTRADITACIÓN DE DIRECTIVOS DE CHIQUITA

Iguarán indicó que la Fiscalía "solicitará toda la información de la Justicia de Estados Unidos" sobre Chiquita Brands para decidir si pide la extradición de sus directivos por financiar grupos terroristas en Colombia, aplicando los convenios bilaterales de cooperación.

En este sentido, señaló que "hay una investigación de la Fiscalía de Colombia en términos formales" contra ocho directivos de Chiquita y dos de Banadex, empresa filial en Colombia de la compañía estadounidense.

El fiscal general indicó que "el primer paso de la Fiscalía es valerse de la cooperación internacional y pedir la información" que tienen los jueces del Distrito de Columbia "para hacer las valoraciones del caso".

"Si es procedente y si consideramos que hay elementos para inferir razonablemente que esas personas incurrieron en el delito de concierto para delinquir, financiación del terrorismo o cualquier otro delito, proceder a 'judicializarlos' acá, para lo cual sería necesario solicitarlos en extradición", añadió.