29 de diciembre de 2006

Colombia.- El Gobierno cree que podría haber un plan elaborado para asesinar a los paramilitares desmovilizados

BOGOTÁ, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro colombiano del Interior, Carlos Holguín, consideró hoy que el asesinato ayer en Medellín de Jairo Andrés Angarita, hombre de confianza del ex jefe de las autodefensas Salvatore Mancuso y coordinador de la desmovilización en el departamento de Córdoba, podría obedecer a una acción deliberada y planeada para asesinar a los comandantes paramilitares y a sus segundos que han abandonado las armas.

En declaraciones a la emisora local 'Caracol Radio' recogidas por Europa Press, Holguín explicó que "hasta donde lo muestran las apariencias, no se trata de casos aislados sino que, por las circunstancias muy similares en que se realizan los hechos, pareciera que es una confabulación o acto deliberado de eliminar a unas personas determinadas y muy calificadas dentro de la organización paramilitar que se desmovilizó al amparo del proceso de paz".

En el caso del asesinato de Jairo Andrés Angarita, el ministro indicó que por el momento las autoridades no tienen mayores explicaciones de lo ocurrido.

Asimismo, informó que el Gobierno ha pedido al director de la Policía Nacional, general Jorge Daniel Castro, extremar las medidas de inteligencia y seguridad sobre los jefes paramilitares y sus más inmediatos colaboradores que abandonaron las armas, y pidió de éstos que permitan que se les brinde seguridad.

Holguín consideró que muchos desmovilizados cuya vida podría estar corriendo peligro prefieren mantenerse en el anonimato y evitan la protección de las autoridades, y destacó que el Gobierno se encuentra muy preocupado por lo que está pasando, sobre todo por la similitud de las situaciones en que se han perpetrado los asesinatos.

El ministro del Interior no descartó otras hipótesis como una eventual purga en el interior de las autodefensas para evitar que hablen. "Es una de las hipótesis más notoria", señaló el jefe de la cartera política.