18 de diciembre de 2007

Colombia.- Un hombre muere por disparos de militares venezolanos en la frontera entre Colombia y Venezuela

BOGOTÁ, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un campesino colombiano, de 31 años de edad murió hoy y un niño resultó herido en un ataque del Ejército de Venezuela en el río Arauca, por el que el hombre navegaba. Al parecer, tras ordenarle los soldados que se detuviera, le dispararon. El niño, de 13 años de edad, que jugaba en la orilla del territorio colombiano, resultó herido, según confirmó el gobernador de Arauca, Julio Enrique Acosta Bernal.

El fallecido, Alfonso Pedro Beleño, transportaba cilindros de gas propano de contrabando que había comprado en el municipio venezolano fronterizo de La Victoria, al parecer para venderlos en Arauquita.

El joven de 13 años, debido a su grave estado, fue remitido al hospital de Saravena, donde se encuentra en cuidados intensivos y, según los médicos, su estado de salud es reservado, informa el diario colombiano 'El Tiempo'.

El hombre, natural del departamento del César, recibió una disparo en la cabeza que le causó la muerte de forma instantánea. El alcalde de Arauquita, José Edín Olivares, confirmó el incidente.

Por su parte, el gobernador de Arauca, Julio Enrique Acosta Bernal, lamentó la muerte de Beleño y pidió a las autoridades de ambos países que investiguen los sucesos en esta zona fronteriza, donde es habitual la tensión sobre todo tras la crisis diplomática surgida hace unas semanas entre los gobiernos del presidente colombiano, Álvaro Uribe, y del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Esta fue provocada por la decisión de Uribe de cesar a Chávez como facilitador para alcanzar un acuerdo humanitario que permita el intercambio humanitario de rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) por presos de esa guerrilla.

Pedroza sobrevivía del comercio de gas propano y de otros productos. "El intercambio de mercancía, en el río Arauca, es una práctica usual entre los dos países...porque esta zona es una frontera viva", añadió el gobernador de Arauca, cuando confirmó que "el ataque lo hizo el ejército de Venezuela, cuando el campesino se negó a aceptar la orden de parar".