18 de julio de 2012

Colombia.- Los indígenas desalojan a la Fuerza Pública de Toribío tras horas de enfrentamientos

BOGOTÁ, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los indígenas del municipio de Toribío, ubicado en el departamento de Cauca, en el suroeste de Colombia, han conseguido desalojar a la Fuerza Pública --militares y policías-- tras horas de enfrentamientos.

El desalojo ha comenzado alrededor de las 2.00 horas del lunes (9.00 horas del martes en España), cuando ha expirado el plazo que los indígenas habían dado a los uniformados en una carta dirigida al Ejército para abandonar el municipio.

Unos mil indígenas han subido hasta el cerro Berlín, una de las tres montañas que rodea el municipio, para pedir a la Fuerza Pública que se fuera, ante su negativa, han atacado a los 200 soldados que estaban en el campamento.

Según ha informado el comandante de los efectivos desplegados en la zona rural, el general Jorge Humberto Jerez, los indígenas han rodeado a los soldados, les han arrebatado las armas, las han destruido y les han echado.

En imágenes conseguidas por Caracol Radio puede verse a un grupo de indígenas cogiendo en volandas a un soldado que se sujeta el casco con la mano. En otra, aparece un militar tirado en el suelo y rodeado por decenas de indígenas con bastones.

Tras el desalojo, las comunidades nativas han formado un cordón humano alrededor del cerro para evitar que los soldados vuelvan al campamento.

CRISIS DE SEGURIDAD

Desde hace varios días, cientos de indígenas de Toribío se han encargado de desmantelar bases del Ejército, de la Policía y de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a los que acusan de promover la violencia en esa zona y en todo el departamento de Cauca.

La situación en Cauca empeoró hace una semana, cuando el Ejército radicalizó sus operaciones contra las FARC, después de que los guerrilleros lanzaran una de las peores ofensivas contra los militares que luchan contra el narcotráfico en esa región.

El municipio más afectado por la violencia es Toribío, donde 3.000 personas han tenido que abandonar sus casas. Además, el Ejército ha sufrido varias bajas, entre ellas dos militares que murieron el pasado jueves al caerse el avión en el que viajaban a la altura del municipio de Jambaló.

A pesar de la crítica situación que se vive en Toribío, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha dejado claro que no desmilitarizará Cauca y que los operativos continuarán hasta que hayan logrado desactivar todos los frentes de las FARC.