5 de octubre de 2006

Colombia.- Un jefe paramilitar desmovilizado acepta los cargos por homicidio, desaparición y desplazamiento forzado

BOGOTÁ, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El jefe paramilitar desmovilizado Diego Fernando Murillo Bajarano, uno de los altos mandos de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), aceptó hoy los cargos por homicidio, desaparición y desplazamiento forzado, según informaron fuentes judiciales. Sin embargo, rechazó la acusación de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes, por el que es reclamado en extradición por Estados Unidos.

Los hechos por los que Murillo, alias 'Don Berna' o 'Adolfo Paz', está acusado están relacionados con su presunta responsabilidad en las fosas halladas en la finca Bellavista, en el caserío de San Cristóbal, parte de la llamada Comuna 13 de Medellín, situada en el departamento de Antioquia.

El ex jefe paramilitar, recluido en la cárcel de máxima seguridad de Itagüí, vecina a Medellín, aceptó los cargos en una "diligencia de sentencia anticipada" que fue coordinada por un fiscal de derechos humanos, según informa la emisora local 'RCN'.

La investigación sobre este caso se inició en junio de 2003, cuando el Ejército fue informado sobre la existencia desde hacía más de un año de fosas comunes en la finca Bellavista. El 1 de agosto de ese año, la Fiscalía practicó la diligencia de inspección judicial y exhumó 10 esqueletos humanos.

Días más tarde, el 6 de agosto, fueron encontrados en la misma vereda otros tres cuerpos, y el 14 de agosto un oficial del Ejército denunció el hallazgo de ocho más en seis fosas comunes en el caserío Damasco, en el municipio de Santa Bárbara, también en Antioquia.

MUERTES DE CIVILES

Según la misma investigación, en la finca Bellavista funcionó un campamento del 'Bloque Nutibara' de las AUC, del que fue responsable 'Don Berna' desde su creación en 1988 hasta su desmovilización en 2003.

Las citadas fuentes señalaron que por "testimonios unívocos" sobre la autoría de los hechos investigados, se logró determinar que los cuerpos encontrados "no eran de víctimas de enfrentamientos entre milicianos de la guerrilla y paramilitares, como se dijo en un principio, sino que correspondían a habitantes de la Comuna 13 retenidos en las calles y luego desaparecidos".

Murillo formó parte del equipo de negociadores de las AUC en el proceso de paz del Gobierno colombiano con este grupo armado, del que desde noviembre de 2003 hasta el pasado mes de abril se han desmovilizado unos 31.000 paramilitares.