3 de mayo de 2006

Colombia.- Localizados en el Chocó los restos del sacerdote Javier Montoya, secuestrado y asesinado por las FARC en 2004

BOGOTA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Los restos mortales del sacerdote Javier Francisco Montoya, secuestrado y asesinado por miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en 2004, han sido localizados en la desembocadura de un río del departamento del Chocó, al oeste del país.

Según informó la emisora RCN, los restos del sacerdote católico fueron encontrados cerca al río San Juan y su identificación fue posible gracias a análisis de ADN, que confirmaron que se trataba del religioso.

El obispo Alonso Llano Ruiz indicó que el pasado 24 de abril la Curia Diocesana de Istmina (Chocó) recibió una llamada telefónica "en la que se comunicaba que cerca de la desembocadura del río San Juan se hallaban unos restos óseos de una persona y junto con éstos una túnica blanca, un fajón negro y un crucifijo".

El sacerdote Montoya fue secuestrado el 21 de noviembre de 2004 por el frente Aurelio Rodríguez de las FARC, en el caserío Alto de Tamaná, en el Chocó. El religioso, de 45 años, cumplía labores de evangelización y en el momento del secuestro se disponía a oficiar la fiesta de la Inmaculada Concepción. Las FARC informaron ese mismo año que el sacerdote había sido fusilado y que su cuerpo no sería devuelto porque lo habían enterrado.

Mientras, la Iglesia Católica sigue a la espera de noticias del sacerdote César Darío Peña, párroco de la localidad de Raudal de Valdivia, en el departamento de Antioquía (noroeste del país), secuestrado por las FARC en marzo de 2004.