14 de abril de 2006

Colombia.- Al menos 11 muertos, 50 desaparecidos y 1.000 damnificados por un alud de piedra y lodo en el Valle del Cauca

El Gobierno estudia declarar el estado de emergencia económica en el Valle del Cauca ante la peor tragedia invernal de los últimos 10 años

BOGOTA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

Al menos 11 muertos, unos 50 desaparecidos y cerca de 1.000 damnificados causó hasta el momento el alud de piedras y lodo caído ayer sobre la carretera Cali-Buenaventura, en el Valle del Cauca, por las intensas lluvias que continúan cayendo en la zona. Los equipos de rescate, la Policía y el Ejército buscan hoy nuevas víctimas.

Un comunicado de la Tercera División del Ejército revela que fueron hallados 11 cadáveres sepultados bajo toneladas de tierra, lodo y piedras. Además, confirmaron que cerca de 1.000 damnificados fueron trasladados a Buenaventura. La situación fue calificada como la peor tragedia invernal de los últimos 10 años en Colombia.

La emergencia más crítica se presenta en El Paraíso, Los Chorros y Santa Bárbara y Bendiciones, arrasados totalmente, según informó el Ejército a la emisora local 'Caracol Radio'.

Unos 20 kilómetros de la carretera que une al puerto con Cali están severamente afectados por derrumbes que impiden el tráfico de vehículos, por lo que sólo se puede acceder al área con helicópteros.

El ministro colombiano de Interior, Sabas Pretelt de la Vega, dijo que entre las prioridades señaladas por el Ejecutivo están el rescate de los desaparecidos; el traslado de los heridos de Buenaventura hasta Cali; la recuperación del transporte hacia el puerto en el Pacífico y la realización de un inventario de las casas afectadas para otorgar subsidios a la construcción de vivienda de interés social rural.

En Cali, unas 85 familias que vivían cerca de las orillas del río Cauca resultaron damnificadas y sus viviendas inundadas por el desbordamiento del río, según informó el Comité Local de Emergencias. Estas familias fueron reubicadas temporalmente en escuelas y albergues, confirmaron las citadas fuentes.

Mientras tanto, la alerta amarilla se mantiene en los 42 municipios del Valle del Cauca y se extreman las medidas de vigilancia, seguridad y control en el área metropolitana de Cali por el aumento de caudal experimentado por los siete ríos y quebradas que la atraviesa.