9 de febrero de 2007

Colombia.- El militar liberado ayer dice que "los daños psicológicos del secuestro son más profundos que los físicos"

LIMA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El capitán del Ejército colombiano Leonardo Alfonso Nur, rescatado tras haber permanecido cuatro años secuestrado por el Ejército de Liberación Nacional (ELN), dijo hoy que "los daños psicológicos que deja el cautiverio son mucho más profundos que los físicos".

En declaraciones a la emisora local 'Caracol Radio' recogidas por Europa Press, el oficial señaló que le gustaría seguir en el Ejército, pero recalcó que por ahora quiere disfrutar de su familia y hacer todo lo que no le han permitido estos años. "Es como volver a nacer, todavía no lo asimilo, es como si estuviera en otra realidad", agregó Nur.

Según explicó, durante su cautiverio siempre le metían en "casuchas, en pequeñas viviendas de vereda" y que en algunas ocasiones le dejaban "encadenado a los árboles". Lo que recuerda del lugar donde estuvo retenido es una selva tropical muy densa, y señaló que en algunas ocasiones estuvo enfermo, sobre todo con problemas estomacales y paludismo.

"Todos los días comíamos lo mismo: arroz y pasta, arroz y plátano, arroz y yuca y agua de panela", destacó Nur, quien señaló que nunca supo que sus secuestradores no habían enviado pruebas de supervivencia a su familia. "Supuse que el Ejército sabía que yo estaba vivo, porque me tenían como un secuestrado político", indicó.

Sobre sus captores, dijo que nunca existió mucha comunicación porque eran muy callados debido a que los comandantes del ELN les prohibían entablar cualquier tipo de relación con los secuestrados.

El capitán Leonardo Nur sostuvo que nunca perdió la esperanza de ser rescatado por la vía militar, y agregó que siempre estaba a la expectativa, buscando una oportunidad para huir.

"Quiero hacer tantas cosas, que no sé por donde empezar, extrañé todo, absolutamente, desde hace cuatro años me cambió la vida, este es un nuevo despertar", concluyó.