12 de mayo de 2006

Colombia.- Obispos colombianos califican de "desobediencia civil" la despenalización del aborto en tres supuestos

BOGOTÁ, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana (CEC), monseñor Luis Augusto Castro, calificó hoy de "desobediencia civil" la decisión de la Corte Constitucional colombiana que despenaliza el aborto en tres supuestos: cuando el embarazo sea fruto de una violación, en caso de malformaciones del feto y cuando exista peligro para la vida de la mujer.

Castro consideró la decisión como un "delito que atenta contra una vida", y destacó que "se abre la puerta a la eliminación de vidas inocentes de tantos niños que no podrán vivir", por lo que afirmó que se trata de "un acto contra la vida del no nacido y es inmoral".

"Hay que tener una doble perspectiva, es decir, mirar la situación de la mujer y ayudarla en todas las formas, pero mirar también al niño, porque nadie lo hace", subrayó Castro, quien recalcó que "nadie mira al bebé, no se tiene consideración por una criatura que ha sido concebida, que trata de salir adelante en este mundo y se le corta la posibilidad".

Asimismo, señaló que en el caso que una mujer sea violada "el niño es inocente", y reclamó que "se castigue al criminal y lo metan a la cárcel muchísimos años", pero matizó que "el niño no tiene que pagar las culpas del otro".

Por su parte, el obispo de Engativá, monseñor Héctor Gutiérrez, afirmó que los magistrados escogieron el "camino fácil" y afirmaron que "no todo lo que es legal es moral", por lo que apuntaron que los colombianos "deberían evaluar la legitimidad de la decisión". "Me da tristeza que los magistrados hayan optado por el camino más fácil, que es el camino del crimen", concluyó.