Un oleoducto sufre dos nuevos ataques con explosivos en Colombia

Un oleoducto sufre dos nuevos ataques con explosivos en Colombia
10 de enero de 2019 COLPRENSA

BOGOTÁ, 10 Ene. (Reuters/EP) -

   El oleoducto colombiano Caño Limón-Coveñas ha sufrido dos nuevos ataques con explosivos, que han causado un nuevo derrame de petróleo aunque no ha afectado ni a la producción ni a las exportaciones, según ha informado este miércoles la petrolera Ecopetrol.

   Los nuevos atentados se registraron la noche de este martes en las veredas La Pesquera y Las Bancas, en el municipio de Arauquita, que hace frontera con Venezuela.

   "En el primero de los eventos se registró un derrame de hidrocarburo que quedó contenido en el propio cráter de la explosión. En el otro no se presentó derrame de hidrocarburo", ha indicado Ecopetrol en un comunicado.

   El oleoducto, de 773 kilómetros ha sufrido tres ataques en lo que va de 2019, que se suman a los 89 atentados registrados durante el año pasado, que mantuvieron la tubería fuera de operación la mayor parte del 2018.

   "La empresa hace un llamado para que cesen estas acciones violentas que afectan a las comunidades vecinas y al medio ambiente", ha aseverado.

   La petrolera no ha atribuido inmediatamente los ataques a ningún grupo, pero en el pasado se ha culpado por la mayoría de ellos a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

   El oleoducto tiene una capacidad para transportar hasta 210.000 barriles diarios de crudo desde el campo Caño Limón, que se encuentra en el departamento de Arauca y operado por Occidental Petroleum, hasta el puerto de Coveñas.

   El ELN y el Gobierno mantienen congeladas unas conversaciones de paz por la condición del presidente del país, Iván Duque, de que la guerrilla suspenda unilateralmente sus hostilidades y libere a las personas que mantiene secuestradas.

Contador

Lo más leído en Sociedad