29 de marzo de 2007

Colombia.- La Policía colombiana detiene a siete personas cuya extradición ha solicitado Estados Unidos

BOGOTÁ, 29 Mar. (EP/AP) -

La Policía colombiana detuvo ayer a siete personas, cuya extradición ha sido solicitada por el Gobierno de Estados Unidos, que formaban parte de una red de traficantes de heroína en Medellín, la segunda ciudad de Colombia.

La detención se llevó a cabo en coordinación con agentes de la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) y de la Fiscalía General de Colombia, informó el general Jorge Barón, comandante de la policía antinarcóticos.

Casi simultáneamente, en varias redadas realizadas en Nueva York, se procedió a la detención de otros once integrantes de la banda.

La Policía colombiana informó de que el grupo estaba liderado por Albeiro De Jesús Ceballos, con conexiones estratégicas en Centroamérica para reclutar personas que viajaban como pasajeros en cruceros turísticos por el Caribe, sin despertar sospechas.

Los traficantes usaban la red para hacer sus envíos desde puertos marítimos y aéreos de ciudades como Medellín, Cartagena, Turbo y San Bernardo del Viento en Colombia, hasta Panamá y México, países que eran utilizados como puente del transporte de la heroína hacia Nueva York, donde otros colombianos la recibían y la vendían a través de pequeños distribuidores, precisó el reporte oficial.

En diciembre de 2006, las autoridades antinarcóticos de Colombia anunciaron que todos los cultivos de amapola, materia prima de la heroína, habían sido erradicados, pero pocos días después se encontró en una embarcación en el puerto turístico de Cartagena, en el litoral Caribe, un cargamento de 25 kilogramos del alcaloide.

Previamente, en noviembre de 2006, otro alijo de 57 kilogramos fue descubierto en un cargamento de patatas en la isla colombiana de San Andrés, a 1.780 kilómetros al norte de Bogotá.