18 de enero de 2007

Colombia.- La policía colombiana encuentra numerosos lingotes de oro que pertenecen a uno de los narcos más buscados

BOGOTÁ, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

La policía judicial colombiana (DIJÍN) encontró hoy numerosos lingotes de oro escondidos debajo de una escalera en una vivienda de Cali, la capital del Valle del Cauca. Se trata del cuarto escondite descubierto por las autoridades en la última semana y la tercera en menos de 24 horas. El valor total de los lingotes asciende a más de 50 millones de dólares (unos 38,64 millones de euros), informó hoy la policía de ese país.

Según el ministro de Defensa colombiano, Juan Manuel Santos, declaró a 'Radio Caracol' que los cuatro alijos pertenecían al narcotraficante del norte del Valle, Juan Carlos Ramírez Abadía, alias 'Chupeta'. Además dijo que los lingotes estaban "debajo de unas escaleras, a través de un baño y está lleno de lingotes de oro".

'Chupeta', está actualmente huido de las autoridades del país, que le acusan de delitos de narcotráfico y también está solicitado en extradición por la Corte Este de Nueva York, Estados Unidos.

El tercer escondite de dinero había sido hallado en horas de la noche del martes, en una vivienda del barrio Las Mercedes de la ciudad de Cali, donde estaban guardados más de quince millones de dólares, según informó el diario 'El Espectador'.

El operativo del martes comenzó a las seis de la mañana. Entonces hallaron el segundo escondrijo donde el narcotraficante tenía escondidos 18 millones de dólares (13,91 millones de euros), incautados en las primera horas de la mañana. El hallazgo se encontró en una urna herméticamente cerrada, bajo el suelo de la habitación principal de la casa, en el barrio Vipasa, al norte de Cali. En ese operativo también se detuvo a las personas encargadas del cuidado del hogar.

Las primera de las operaciones en las que se descubrió dinero se produjo el pasado fin de semana, cuando la policía descubrió 13,5 millones de dólares (10,43 millones de euros) en una vivienda del barrio Nuevo Tequendama, al sur de la capital villacaucana. El inmueble pertenecía, presuntamente a Eugenio Montoya, alias 'don Hugo' y hermano del jefe del cartel del norte del Valle, Diego Montoya.

'Don Hugo', capturado el lunes en el departamento del Valle, cerca de Cali, fue identificado por las autoridades como el segundo jefe de la organización delictiva que dirige su hermano. Las autoridades habían ofrecido una recompensa de cinco millones de dólares (3,86 millones de euros). El capturado estaba incluido en la lista de los narcotraficantes más buscados por estar enjuiciados.

El detenido está también pedido en extradición por cargos de narcotráfico en la Corte del Distrito Sur de Florida, en Estados Unidos. De momento, en estas operaciones se logró la detención de 14 personas, seis de ellas son 'extraditables' y según las autoridades ya fueron puestas a disposición de la Fiscalía.

"Este es el mayor golpe propinado a las finanzas de los carteles de la droga en la historia de la lucha mundial contra el narcotráfico", afirmó el miércoles el general Oscar Naranjo, director de la DIJÍN.

"La primer caleta era como una caja menor. La segunda era como una reserva para la familia del capo y la tercera era un monto que conservaba para cuando fuera extraditado, quizás pensaba volver y poder usarlo o para que su familia se mantuviera al estar preso", manifestó el general en entrevista con 'Radio Caracol'.

"Son 50 millones de dólares recuperados para la sociedad y para que el Gobierno los invierta en las obras que considere prioritarias para satisfacer las necesidades de los colombianos", dijo Naranjo.

Agregó que para la Policía Judicial resultó sorpresivo encontrar tanto dinero. "Pensábamos que se trataba de uno o dos millones de dólares, pero nos hallamos con una riqueza faraónica", indicó.

Indicó que "debe haber más dinero escondido", porque a Colombia regresan las ganancias que obtienen los narcotraficantes que envían cocaína y heroína al exterior.

Naranjo indicó que los escondites con el dinero de los narcotraficantes fueron hallados gracias a tareas de inteligencia, el uso de sondas electrónicas, auditivas, resonancia magnética y otra tecnología de punta.