28 de diciembre de 2011

Colombia.- Presunta inocentada de una periodista causa revuelo en Bogotá por el despliegue de 1.500 policías

BOGOTÁ, 28 Dic. (Colprensa/EP) -

La presunta inocentada de una periodista ha causado este miércoles un gran revuelo en Bogotá por el despliegue de 1.500 policías colombianos que buscaban a unos supuestos delincuentes conduciendo un taxi en el que habrían secuestrado a una persona.

Karen Liliana Gamba, periodista de Canal Capital, tomó un taxi en el sector Galerías y pidió al taxista que la llevara a su vivienda. En el camino, la mujer envío un mensaje a través del móvil al comandante operativo de la zona norte de la Policía, coronel Diego Hernández, en el que advertía de que el número de la matrícula del coche no coincidía con los datos expuestos en la autorización oficial y que en el taxi había dos hombres en actitud sospechosa.

Gamba envió otro mensajes a Hernández en el que aseguraba que el conductor se estaba desviando de la ruta. La situación causó tal preocupación que la Policía Metropolitana ordenó activar un gran operativo para ubicar el taxi y evitar el presunto secuestro que involucró a 1.500 efectivos desplegados en puntos de control que fueron instalados en varias calles.

"Advertí a todas las centrales, inclusive saqué a unos oficiales del norte de Bogotá para ese sector para buscar el taxi", explicó el coronel en declaraciones a la emisora local La FM. La Policía también contactó con varios periodistas para saber si conocían el paradero de Gamba, lo cual despertó una gran convulsión ante la posibilidad de que fuese víctima de la acción de unos criminales.

Se pudo conocer que mientras la Policía buscaba el coche, la periodista estaba en su vivienda descansando. El taxista aseguró en varias entrevistas a los medios que no hubo ninguna eventualidad cuando cumplía el servicio y que Gamba fue la que indicó en todo momento la ruta que debía seguir para llegar a su casa.

"Fue una cosa bastante preocupante que hayamos tenido que disponer de toda esa cantidad de medios para buscar a una periodista que hace este tipo de chanzas", indicó Hernández.

Ante la situación, Canal Capital emitió un comunicado en el que precisan que "el hecho fue de carácter personal y fuera del ejercicio de la profesión periodística de la contratista" y anunció que exhortarán a Gamba para explique públicamente lo ocurrido.