3 de marzo de 2007

Colombia.- El segundo atentado en la ciudad de Neiva esta semana deja un saldo de cinco muertos y dos heridos

BOGOTÁ, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo atentado en la ciudad colombiana de Neiva, situada en el departamento del Huila (en el suroeste del país), dejó hoy un saldo de cinco personas muertas, entre ellas cuatro policías, y dos heridas tras la explosión de un artefacto que fue colocado en el mismo sitio donde el pasado jueves estalló un coche bomba dirigido contra la alcaldesa, Cielo González Villa.

La carga explosiva había sido ubicada en el medidor de agua de la sede de la emisora local 'HJKK' y fue dejada allí el miércoles como parte del atentado del jueves para atacar a las autoridades cuando llegaran a evaluar los daños del coche bomba.

Según las primeras informaciones, la carga había sido detectada anoche durante los operativos que se iniciaron después del atentado contra la alcaldesa. La bomba explotó cuando los agentes la transportaban en una radiopatrulla para desactivarla, según informa el diario local 'El Tiempo'.

El ministró del Interior y Justicia, Carlos Holguín, explicó a la emisora 'Caracol Radio' que el capitán de la Policía Judicial Carlos Alberto Cardona y los otros tres agentes muertos lograron retirar la bomba del lugar, pero explotó justo cuando se encontraba dentro de la patrulla, ocasionándole la muerte instantánea a los uniformados y a una mujer que se encontraba cerca del lugar.

Holguín indicó que la bomba estaba preparada para explotar el mismo día del atentado contra al alcaldesa de Neiva, pero que en ese momento falló. Según declaró, una llamada recibida ayer por la tarde fue la que alertó a las autoridades de la presencia del artefacto explosivo.

Por su parte, la alcaldesa de Neiva anunció la celebración de un Consejo de Seguridad para evaluar incluso su propia situación ante la amenaza constante de la guerrilla.

La explosión del coche bomba el pasado jueves, ocurrida pocos minutos antes de las ocho de la mañana, dejó un saldo de seis heridos. La onda expansiva afectó a un autobús que en ese momento circulaba por la zona y que se incendió inmediatamente. Varios vehículos y motocicletas que estaban aparcados en la misma calle también quedaron totalmente destruidos, al igual que viviendas cercanas.