26 de noviembre de 2015

Solo Afganistán supera a Colombia en víctimas por minas antipersona

   MADRID, 26 Nov. (Notimérica/EP) -

   El uso de minas antipersonas por grupos armados no estatales y las víctimas que ocasionan estos artefactos han alcanzado las cifras más altas de los últimos nueve años, según el último informe publicado este jueves por la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Antipersona (ICBL, por sus siglas en inglés). Según el informe, al menos 10 países utilizaron desde 2014 a 2015 minas antipersona, entre los que se incluye Colombia.

   "Mientras que el mundo ha hecho grandes progresos, el año pasado fue testigo de la vuelta a atrás respecto al uso de las minas terrestres y las víctimas que causaron", ha lamentado el responsable del informe 'Landmine Monitor' de 2015, Jeff Abramson. "Es necesario limpiar los campos minados que quedan de la forma más rápida posible", ha añadido.

   El informe, publicado este jueves por la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Antipersona (ICBL por sus siglas en inglés), pretende proporcionar un marco jurídico para la adopción de medidas para erradicar las minas terrestres. Sin embargo, los gobiernos deben de poner en práctica las obligaciones del Tratado de Prohibición de Minas.

   A raíz de la existencia del Tratado de Prohibición de Minas, de los 50 estados productores a nivel mundial, actualmente solamente 11 estados se identifican como productores potenciales de minas antipersona, entre los que destaca Cuba --además de China, India, Irán, Myanmar, Corea del Norte, Pakistán, Rusia, Singapur, Corea del Sur y Vietnam.

   Por otra parte, grupos paramilitares de Colombia producen minas antipersona, la mayoría de ellas en dispositivos explosivos improvisados. Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) continua utilizando minas terrestres y dispositivos explosivos improvisados (IED por sus siglas en inglés) sobre una base regular cerca de sus campamentos o bases, en las principales rutas de tránsito, y explosivos colocados alrededor de explosivos, armas, medicina y ropa.

   Cada vez son menos los grupos paramilitares que tienen acceso a factorías productoras de minas antipersona comparado con hace una década, debido a la interrupción del comercio y la producción y debido a la destrucción de las reservas bajo el Tratado de Producción de Minas.

   "En 2015, el Ejército Colombiano continuó localizando y destruyendo el montaje de minas antipersona pertenecientes a las FARC", según el investigador de Human Rights Watch y editor del informe, Marcos Hiznay.

   Cuatro estados de América Latina mantienen más de 1.000 minas antipersona: Venezuela (4.874 declaradas en 2014), Brasil (3.214 declaradas en 2014), Chile (28.647) y Perú (2.015).

   En 2014 la cifra total de víctimas por minas y otros restos explosivos de las guerras alcanzaron las 3.678, frente a las 3.308 registradas en 2013. Tan solo en 2014, 286 personas murieron a causa de las minas antipersona en Colombia, el segundo país con más muertes por esta razón tan solo por detrás de Afganistán. El año pasado, los niños representaron el 39 por ciento de las víctimas en los casos en los que se conocía la edad. En los casos en los que se conocía el sexo de las víctimas, el 12 por ciento fueron mujeres y niñas, cifras similares a las de 2012 y 2013.

   Esta media de diez víctimas diarias está muy por debajo de las 25 registradas en 1999, año en el que se firmó un acuerdo, a día de hoy aprobado por 162 países, por el que se prohibía el uso de minas antipersona y de artefactos explosivos improvisados (IEDs).

   Países donantes y afectados contribuyeron en 2014 con 610 millones de dólares para continuar con las labores de limpieza en estas zonas, una inversión de 30 millones menos que la conseguida en 2013 y mucho menor que la obtenida en 2012, cuando alcanzó la cifra récord de 681 millones de dólares (641 millones de euros).

   En 2014, a pesar de la menor inversión se limpiaron 200 kilómetros cuadrados, más que los 185 kilómetros cuadrados que se limpiaron en 2013, y se destruyeron más de 230.000 minas antipersona.

   "El ritmo de limpieza, sin embargo, ha estado por detrás del objetivo fijado el año pasado", ha declarado la enlace gubernamental y gestora de políticas de ICBL, Amelie Chayer. "De los 33 estados miembros que han confirmado la presencia de minas, se ha concedido una prórroga a 27 de ellos, aunque parece que solo tres van a cumplir el plazo de limpieza", ha añadido.

Para leer más