27 de julio de 2011

Colombia.- El Supremo deja en manos del Congreso una eventual legalización de las uniones homosexuales en Colombia

BOGOTÁ, 27 Jul. (COLPRENSA/EP) -

La Corte Suprema de Justicia de Colombia decidieron dejar en manos del Parlamento la decisión de legalizar las uniones homosexuales en el país, tras un intenso debate que se prolongó ocho horas pero que terminó sin consenso por parte de los magistrados.

Una demanda instaurada ante la Corte buscaba la legalidad de las uniones matrimoniales entre personas del mismo sexo, pero al no existir consenso entre los magistrados para permitir o negar el recurso, el Supremo conminó al Congreso para que legisle sobre esta materia.

En su decisión, señaló que los legisladores tienen hasta el 20 de julio de 2013 para referirse al tema, de no hacerlo "al otro día las parejas de un mismo sexo podrán ir ante un notario y legalizar su unión".

El presidente de la Corte Constitucional, Juan Carlos Henao, precisó que hasta este momento los matrimonios en Colombia son entre un hombre y una mujer, únicamente, sin embargo se considera que "las uniones entre personas del mismo sexo equivalen a una familia".

El magistrado precisó que el Congreso deberá legislar "de manera integral, sistemática y ordenada sobre los derechos de las parejas del mismo sexo con la finalidad de eliminar el déficit de desprotección" que existe en ese sentido.

La demanda busca que se cambie el concepto tradicional de familia, el cual se encuentra definido en el artículo 113 del Código Civil desde 1887, lo mismo que en la Constitución. En ambas normas se hace referencia al matrimonio como "un contrato por el cual un hombre y una mujer se unen con el fin de vivir juntos, procrear y auxiliarse".

"REALIDAD A MEDIAS"

Como una "realidad a medias" calificó el abogado Germán Rincón Perfetti, delegado para América Latina de la Asociación Internacional de Abogados de Lesbianas y Gays, el matrimonio entre parejas del mismo sexo, cuya aprobación quedó en manos del Congreso.

"La Corte Constitucional dio plazo al Congreso hasta el 30 de julio de 2013 para legislar. Después de esa fecha, sin legislación del Congreso o estando en trámite, quedan autorizados los notarios para hacer las legalizaciones", señala Perfetti en un comunicado.

"El Congreso en seis oportunidades archivó los proyectos de ley en temas de homosexuales debido a problemas de contaminación religiosa. Por séptima ocasión se comenzará el trámite y no habrá decisión favorable", vaticinó.