14 de septiembre de 2007

Colombia.- Trasladado por error un preso paramilitar a un buque-cárcel colombiano

BOGOTÁ, 14 Sep. (EP/AP) -

El Gobierno colombiano informó ayer de que dos ex jefes paramilitares fueron trasladados a un buque-cárcel de la armada, pero que en el caso de uno de ellos ha habido a un error, probablemente con el nombre, lo que ha provocado el traslado del preso que no era.

El ministerio del Interior y de Justicia, Carlos Holguín declaró que se había ordenado el traslado de Diego Montoya, alias 'Don Diego' un capo del narcotráfico, capturado hace tres días, a un buque-cárcel en alta mar, así como a Carlos Mario Jiménez, alias 'Macaco' un ex jefe paramilitar que perdió los beneficios adquiridos con el Gobierno por continuar delinquiendo con drogas.

La confusión se presentó cuando el Instituto Nacional Penitenciario organizó el traslado de Diego Fernando Murillo alias 'Don Berna' otro ex jefe paramilitar que se encontraba con Jiménez en el mismo penal de máxima seguridad de Cómbita, a unos 130 kilómetros al noreste de Bogotá, donde se encontraban desde el pasado 13 de agosto. Lo cierto es que Montoya será enviado el viernes a alta mar y Murillo regresará nuevamente a Cómbita, precisó Holguín.

Tanto Montoya como Jiménez esperan que el Gobierno autorice su extradición hacia los Estados Unidos, donde serán juzgados por delitos relacionados con narcotráfico. "Sí, hubo una equivocación del INPEC", dijo el ministro Holguín a la prensa, cuando aclaró el incidente de cambio de presos.

A Jiménez le fueron retirados los beneficios que le había otorgado el proceso de paz con el Gobierno, que consistían en mantener congelada su extradición a Estados Unidos por narcotráfico y cumplir como máximo una pena de ocho años si confesaba los delitos que cometió y dejaba de delinquir.

Según investigaciones de las autoridades, Jiménez había seguido dirigiendo desde la cárcel de Itagüi, en las afueras de Medellín, a unos 250 kilómetros al noreste de la capital, sus negocios de tráfico de drogas.

El viernes, la Policía desmanteló una red de once narcotraficantes que trabajaba para Jiménez utilizando embarcaciones para enviar droga a través de Nicaragua, Honduras y Panamá hacia Europa y Estados Unidos.

Montoya, por quien el FBI ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares por su captura, espera ser extraditado a Estados Unidos tras unas cuatro semanas que dura el trámite oficial. El capo del llamado cartel del norte del Valle, está acusado de enviar cientos de toneladas de cocaína a Estados Unidos.

No se informó a qué naves fueron enviados cada uno de los reos.

Los dos buques-cárcel navegan en forma permanente en aguas del Atlántico y del Pacífico.

Jiménez, ex líder paramilitar perteneció a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), organización que luego de tres años de negociaciones con el gobierno en el 2003, desmovilizaron más de 31.000 combatientes ilegales.