9 de junio de 2006

Colombia.- Uribe reconoce que hay dudas sobre la eficacia del seguimiento a ex guerrilleros y grupos paramilitares

La estrategia contra los grupos armados ilegales será responsabilidad de la Policía Nacional y se formará una comisión interinstitucional

BOGOTÁ, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, reconoció hoy que existen dudas sobre la eficacia del seguimiento que se está haciendo a los ex combatientes de la guerrilla y grupos paramilitares, lo que ha facilitado que algunos conformen grupos delincuenciales, sobre todo al servicio del narcotráfico.

Uribe anunció que, por esta razón, se rediseñará la estrategia para el monitoreo de los desmovilizados, que a partir de ahora será responsabilidad de la Policía Nacional. "Hemos decidido que los comandos de la Policía Nacional en los municipios y los departamentos realicen el seguimiento sobre la conducta de los desmovilizados, por el que deberán entregar cada mes un informe sobre ese trabajo", explicó.

Estos documentos deberán ser entregados al país los cinco primeros días de cada mes, comenzando en julio, cuando se presentará el primero. El nuevo seguimiento se realizará en dos frentes: la ubicación geográfica de los desmovilizados y el monitoreo para determinar sus acciones y evitar que vuelvan a delinquir, según informa la emisora local 'Radio Caracol'.

Asimismo, el Gobierno advirtió a los ex miembros de la guerrilla o las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) que han entrado en procesos de reinserción y han vuelto a delinquir que perderán los beneficios de la Ley de Justicia y Paz.

ZONAS MÁS AFECTADAS

Por su parte, el comandante de las Fuerzas Militares, general Carlos Alberto Ospina, reveló que determinadas zonas de los departamentos de Córdoba, Nariño y Antioquia son las más afectadas por el fenómeno de conformación de bandas delincuenciales en las que participan desmovilizados.

Por ello, informó de que se trabajará con una comisión interinstitucional, compuesta por la Policía, el Ejército, el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) y la Fiscalía para frenar y combatir a estos grupos.

Igualmente, el director operativo de la Policía Nacional, general Alberto Ruiz García, aseguró que esta misma semana se llevará a cabo una reunión de comandantes de departamentos de todo el país para coordinar las acciones y ejecutar la orden presidencial.

De este modo, el presidente colombiano pidió a la Fuerza Pública "celeridad" y "eficacia" para detener y "entregar a la justicia a los cabecillas del narcotráfico y a las personas que conforman las bandas delincuenciales".

"Es muy grave que estos señores sigan delinquiendo, que no podamos mostrar resultados contundentes en la disminución del narcotráfico, de las áreas de droga y que se vaya a tornar la confianza del país en desilusión", sentenció, al tiempo que subrayó que "es urgente que el país vea acciones más eficaces para desmantelar esas banda".