29 de febrero de 2008

Colombia.- "El valor se le tiene que dar a la vida, no a un pedazo de tierra", dice una de los ex congresistas liberada

CARACAS, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ex congresista colombiana, Gloria Polanco, que fue liberada el pasado miércoles por las FARC tras seis años y medio de cautiverio, pidió hoy que se alcance el acuerdo humanitario y declaró que "El valor se le tiene que dar a la vida, no a un pedazo de tierra", informó la cadena venezolana Globovisión.

"Vamos a luchar, vamos a trabajar, (...) desde tierras venezolanas, estoy pidiendo el acuerdo humanitario, porque el valor se le tiene que dar a la vida, no a un pedazo de tierra, no a un territorio", declaró la ex rehén.

"Aquí quiero cerrar ese libro, porque en esas páginas se escribieron letras muy amargas, porque abrirlas me causa un dolor muy grande", señaló Polanco, tras de relatar la historia de su secuestro. Además, agradeció las gestiones del presidente venezolano, Hugo Chávez, y de la senadora colombiana Piedad Córdoba.

La ex congresista pidió por otro lado que el presidente colombiano, Álvaro Uribe, despeje la zona que solicita la guerrilla. "Hay que llegarle al corazón del presidente Uribe, hablarle, explicarle, porque el tiene que entender que si no se despeja Pradera y Florida, que es lo que pide las FARC, nuestros compañeros pueden morir el cautiverio".

Aun así, en referencia a las declaraciones de las FARC de que no realizaran más liberaciones unilaterales mientras no se despeje los territorios de Pradera y Florida, Polanco indicó que el grupo guerrillero debe reflexionar.

"Así como hizo estas liberaciones unilaterales que lo sigan haciendo con nuestros compañeros y que el Gobierno colombiano ceda un poquito", comentó durante la rueda de prensa ofrecida por los cuatro liberados.

PERIODO DE CAUTIVERIO

"Estuve secuestrada seis años y medio, en un duro y penoso cautiverio. Mi vida desde que empecé este largo y duro camino fue muy dolorosa. Primero porque me sacaron de mi departamento, con mis dos hijos mayores. Iban por mi esposo, que era senador de la República y no estaba en la ciudad", explicó la ex congresista.

"Nos llevaron, y era un secuestro económico", explicó Polanco. "La gente de mi comunidad me eligió como representante a la cámara, sin haber dado un sí, pero era un homenaje que me querían hacer, pero me costó muy caro, porque a los siete meses me separaron de mis hijos", relató la hoy ex rehén de las FARC.

La ex congresista contó que cuando la separaron de sus hijos, le "desgarraron el alma, lloré profundamente. Me llevaron para una cárcel (...) Seguí luchando, seguí tratando de estar tranquila para poder regresar al seno de mi hogar".

Ademas, afirmó que se enteró del asesinato de su esposo, también cometido por las FARC, por medio de un programa de radio. "Recibí esa infausta noticia, dolorosa, triste, desgarradora, por las Voces del Secuestro de Caracol, donde anunciaban que habían asesinado a mi esposo y que mi hijo mayor estaba herido", comentó.

En ese momento lanzó un grito "que le salió del alma. ¡Me lo mataron!" y los guerrilleros le llevaron una vela y un encendedor para que llorara su tristeza, relató ella misma.

"Les dije (a uno de los comandantes de las FARC) que mis hijos estaban huérfanos, y me dijo que no, porque tenían madre. Y yo le respondí que no, porque yo estaba muerta en vida", añadió, y después aseguró que sólo la fe la hizo soportar esta tragedia.