20 de octubre de 2015

Los comerciantes del centro del DF sufren la pesadilla de la extorsión

MÉXICO DF, 20 Oct. (Notimérica) -

Los comerciantes del corazón de la capital mexicana han decidido plantarle cara al crimen organizado, al denunciar ante la Justicia que sufren extorsiones, secuestros, robos e incluso aseguran que han llegado a asesinar a comerciantes de la zona, si no cumplen con las cuotas que les imponen las siete bandas del crimen organizado que operan en la zona.

De hecho, las quejas de cerca de 500 establecimientos del centro han servido para que la agrupación de empresarios y comerciantes (Procentrhic) presentase una denuncia, respaldada por la Autoridad del Centro Histórico (ACH).

"Los delincuentes entran en las tiendas y sacan dinero y mercancía. Incluso se dedican al secuestro porque a uno de los comerciantes le quitaron a sus hijos a cambio de 250.000 ó 500.000 pesos (15.000 ó 30.000 dólares)", ha destacado el presidente de Procentrhic, Guillermo Gazal.

Los comerciantes afectados aseguran que que hasta siete cárteles les obligan a pagar entre 10.000 y 20.000 pesos mensuales (entre 600 y 1.200 dólares) si no quieren sufrir represalias. Una práctica que llevan soportando desde 2009 y que ya no están dispuestos a seguir soportando, según aseguraron en una marcha que recorrió el barrio de Tepito, uno de los más céntricos y peligrosos de la capital, el pasado 8 de octubre.

Los Zetas, La Familia, Los Coreanos y Los Aferrados son algunas de las organizaciones dedicadas al crimen organizado que extorsionan a los comerciantes del centro del DF desde hace años, lo que según los comerciantes les ha generado pérdidas de hasta 100 millones de pesos (en torno a 6 millones de dólares).

Tras la denuncia de los comerciantes, el Gobierno del Distrito Federal trasladó hasta el centro de la ciudad 200 agentes de Policía encargados de garantizar la seguridad de los comercios e investigar las extorsiones

Los policías desplegados en la zona se entrevistarán con todos los comerciantes e instalaran "puntos de control para detectar cualquier actividad criminal en la zona", según aseguró en un comunicado la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).