1 de diciembre de 2015

Una comisión de Brasil pide que la Iglesia se disculpe por su papel en la esclavitud

Una comisión de Brasil pide que la Iglesia se disculpe por su papel en la esclavitud
WIKIMEDIA COMMONS

RÍO DE JANEIRO, 1 Dic. (Notimérica) -

El Papa Francisco debería pedir disculpas en nombre de la Iglesia Católica por el papel que ésta tuvo en la esclavitud de Brasil, según apunta un informe de la Comisión Nacional de la Verdad de la Esclavitud Negra de Brasil, que también recomienda que el Estado brasileño pida perdón de manera formal por ese episodio histórico.

El relator del informe, Wilson Prudente, ha recordado que la esclavitud se consolidó en el Reino de Portugal y más tarde en el Imperio de Brasil, gracias a que la Iglesia Católica convirtió el comercio negrero "en un monopolio portugués a través de una Bula Papal", según el diario 'O Globo', que avanza algunas de las conclusiones del texto.

El informe remarca que la Iglesia justificaba la esclavitud de los negros porque, a pesar de todo, sus almas se salvarían, ya que una vez capturados en su tierra natal tenían que ser bautizados obligatoriamente, y lamenta que la actual jerarquía eclesiástica no se haya pronunciado sobre el tema.

"Este informe posibilitará al Vaticano y en particular al Papa Francisco la posibilidad de redimirse del silencio cómplice de la Santa Iglesia en relación al tráfico negrero, en el cual la Iglesia de Roma se involucró en cuerpo y alma", subraya Prudente, que confía en el carácter humilde que ha mostrado Francisco en lo que va de Pontificado para que dé el paso definitivo.

El informe completo, que será presentado al detalle este miércoles en Brasilia por la entidad que lo ha encargado, la Orden de los Abogados de Brasil (OAB), tampoco exime de responsabilidad al Estado brasileño, por lo que pide unas disculpas oficiales de la presidenta Dilma Rousseff como gesto de reparación.

El análisis recomienda al Estado "bajar de su pedestal de arrogancia" y reconocer que cometió crímenes contra los negros, porque si no lo hace, apunta, el Estado continuará transmitiendo una idea de consciente complicidad con aquellos hechos del pasado de repercusiones que aún se notan a día de hoy.

Los expertos de la OAB pretenden que, además de la petición formal de disculpas, la presidenta Rousseff envíe al Congreso Nacional un proyecto de ley que reconozca el papel que tuvo el Estado en la esclavitud.

ACABAR CON LOS MITOS

Finalmente, el texto también quiere acabar con algunos mitos muy extendidos, como que en realidad el trato con los esclavos era cordial, que muchos de ellos ya eran esclavos en África o que con la llegada de la República se consolidó el trabajo libre.

El informe también cuestiona algunas ideas muy instauradas en el imaginario colectivo brasileño y en los libros de texto, como que la esclavitud de abolió en 1888 gracias a la Ley Áurea promulgada por la Princesa Isabel.

Según estos investigadores en realidad el punto final se produjo años más tarde, en 1910 con la 'Revolta da Chibata', un motín liderado por los militares de la Marina -en su gran mayoría negros y mulatos que se rebelaba contra los castigos físicos que les imponían sus superiores blancos.

Para leer más