La comisión que investiga el siniestro aéreo de mayo dice que cualquier informe sobre las causas es "prematuro"

La comisión que investiga el siniestro aéreo de mayo dice que cualquier informe sobre las causas es "prematuro"
17 de julio de 2018 REUTERS / ALEXANDRE MENEGHINI - ARCHIVO

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

La comisión que investiga el siniestro aéreo que tuvo lugar en mayo en Cuba, que se saldó con la muerte de 112 personas, ha afirmado este martes que cualquier informe sobre las posibles causas del suceso es "prematuro".

"La comisión creada para la investigación de este accidente, declara que un proceso de esta magnitud requiere del análisis de múltiples factores y aún no ha concluido", ha indicado.

"Por tal motivo cualquier afirmación sobre las posibles causas que provocaron el fatal accidente es prematuro", ha señalado en su comunicado, recogido por el diario cubano 'Granma'.

Así, ha recalcado que "continúa su trabajo de acuerdo con el programa establecido", al tiempo que ha asegurado que "una vez concluya el análisis de las evidencias se informarán los resultados".

El comunicado ha sido publicado un día después de que la compañía aérea mexicana Global Air asegurara que el accidente de avión se produjo debido a que el avión despegó en un ángulo muy pronunciado, provocando su colisión.

El avión, que se precipitó poco después de despegar desde La Habana en un vuelo nacional, había sido arrendado por Cubana de Aviación a la pequeña empresa mexicana Aerolíneas Damojh, que forma parte de Global Air, y se dirigía a la ciudad de Holguín.

"La tripulación despegó la aeronave con un ángulo de ascenso muy pronunciado, creando una falta de sustentación que trajo como consecuencia el desplome de la aeronave", dijo la empresa en un comunicado sobre el accidente, que tuvo lugar el 18 de mayo.

Global Air explicó que se ha llegado a esa conclusión tras las investigaciones de las cajas negras del Boeing 737-201, fabricado en 1979, realizadas en coordinación con autoridades de México, Cuba y Estados Unidos, así como los fabricantes del aeronave y sus motores.

En el accidente aéreo, uno de los peores en la historia de Cuba, fallecieron en el acto 111 personas de las 113 que viajaban a bordo. Una persona más murió días después a causa de las heridas sufridas.

Tras el accidente, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de México suspendió las operaciones de Damojh mientras se investigaban sus causas.