23 de abril de 2015

Condenan traslado de la adolescente mexicana entregada por error a una familia de EEUU

Condenan traslado de la adolescente mexicana entregada por error a una familia de EEUU
YOUTUBE

MÉXICO DF, 23 Abr. (Notimérica) -

   La adolescente Alondra Luna ha regresado a México junto a su familia después de que las autoridades estadounidenses la entregaran a la fuerza a su supuesta familia verdadera que la reclamaba en Estados Unidos. Sin embargo, una prueba de ADN ha desmentido el parentesco.

   El traslado, que será un capítulo difícil de olvidar para la joven, ha sido condenado por algunas organizaciones de Derechos Humanos, que han indicado que la entrega supuso una violación de los derechos del menor. La familia ha anunciado que tomará medidas.

   El Ministerio de Exteriores mexicano ha explicado en un comunicado los pormenores de este error, que deriva de una petición planteada en 2007 y relativa a una menor llevada ilegalmente de Estados Unidos a México por su padre.

   El caso permaneció parado hasta que, en marzo de este año, las autoridades estadounidenses aseguraron que la madre de la niña desaparecida, Dorotea García, había visto a su hija Alondra en el estado de Guanajuato. Estados Unidos proporcionó identidad y señas a México para que localizase a esta menor y el juez solicitó la intervención de la Interpol para que la menor se presentara ante un tribunal.

   Hace unos días comenzaron a circular a través de las redes sociales algunos vídeos donde fuerzas federales mexicanas trasladaban a Luna. La Fiscalía mexicana había acatado la orden judicial y, según un comunicado, se había actuado conforme al derecho y "salvaguardando la integridad física, psicológica y emocional de la menor".

   Sin embargo, en los vídeos, la realidad parece ser otra. La joven gritaba y lloraba, al tiempo que decía: "No me van a subir".

   Según ha indicado la Red por los Derechos de la Infancia en México la Policía Federal y las autoridades judiciales ignoraron la Ley General de derechos de menores, que establecen que adolescentes y niños tienen "derecho a participar, ser escuchados y tomados en cuenta en todos los procesos judiciales y de procuración de justicia donde se diriman controversias que les afecten", según ha informado CNN México.

   Por su parte, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha iniciado un expediente de queja por la sustracción de la menor y solicitará los informes respectivos a las autoridades mexicanas.

   Para la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), el caso de Luna representa un caso paradigmático por las graves violaciones a los Derechos Humanos de la niña y su familia, ejercidos por autoridades mexicanas que buscaban "cumplir la ley".