16 de julio de 2016

Las condiciones infrahumanas que sufren los pacientes en los hospitales de Venezuela

  • Las condiciones infrahumanas que sufren los pacientes en los hospitales de Venezuela
REUTERS

   CARACAS, 16 Jul. (Notimérica) -

   El sistema de salud en Venezuela, que durante mucho tiempo fue motivo de orgullo para el Gobierno, atraviesa una profunda crisis. Este sector ha sido uno de los más golpeados en los últimos años y debido a la escasez y abandono que están viviendo los hospitales del país, miles de pacientes se encuentran en condiciones infrahumanas al no poder recibir tratamientos médicos esenciales y otros se encuentran en largas listas de espera para someterse a cirugías que podrían ser vitales.

   Los hospitales de Venezuela se han visto afectados de forma directa por la crisis económica que sufre el país, sobre todo, desde la caída del precio del petróleo. Esto a desembocado en una emergencia de salud pública que causa la muerte de un número incalculable de venezolanos.

   El presidente de la Federación Médica Venezolana (FMV), Douglas León Natera, aseguró el pasado mes de abril en un comunicado oficial que "debido al desabastecimiento, los hospitales venezolanos operan con un cuatro o cinco por ciento de materiales y medicamentos" y calificó al Gobierno de "irresponsable" por mantenerlos en estado de abandono.

   Esto es solo una parte de una crisis mayor que se ha vuelto tan generalizada que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó un estado de emergencia que ha aumentado los miedos de un colapso gubernamental.

   La doctora Osleidy Camejo indicó para un reportaje del diario estadounidense 'The New York Times' que "la muerte de un bebé es nuestro pan de cada día".

   La tasa de mortalidad entre los bebés de menos de un mes de edad aumentó más de cien veces en los hospitales públicos dependientes del Ministerio de Salud: superó el dos por ciento en 2015 mientras que en 2012 se ubicaba en 0,02, según un informe gubernamental divulgado por legisladores.

   Venezuela posee cerca de un ochenta por ciento de desabastecimiento de medicinas y cada día la situación empeora. Las medicinas para el cáncer se consiguen únicamente en el mercado negro.

   En recientes visitas realizadas al país por la organización de Derechos Humanos no gubernamental, Human Rights Watch, advirtió que había falta de medicamentos para el tratamiento del dolor, asma, hipertensión, diabetes y enfermedades cardíacas, entre otras. Había también escasez de jeringas, gasas y agujas, y los hospitales no podían realizar análisis básicos de laboratorio.

   En el Hospital de la Universidad de Los Andes ubicado en Mérida, no hay suficiente agua para lavar la sangre de las mesas de operación. Los doctores se preparan para las cirugías lavando sus manos con botellas de agua mineral. "Es como algo del siglo XIX", dijo el doctor Christian Pino, un cirujano del hospital.

QUIRÓFANOS NO OPERATIVOS Y IMPORTACIÓN DE MEDICAMENTOS

   En marzo de este año, Médicos por la Salud, una red de médicos residentes que trabajan en hospitales públicos de todo el país, informó sobre los resultados de una encuesta realizada en 130 hospitales públicos de 19 estados, la cual mostraba que el 44 por ciento de los quirófanos no estaban operativos, y que el 94 por ciento de los laboratorios tienen fallas en el funcionamiento o falta de reactivos.

   Venezuela no cuenta con una industria farmacéutica fuerte, y debido a ello el país tiene que importar la mayoría de los medicamentos e insumos médicos. Incluso en el caso de medicamentos que se fabrican localmente, la materia prima a menudo proviene del exterior. El Gobierno obtiene medicamentos e insumos directamente a través de acuerdos bilaterales con otros países, incluidos Argentina, Cuba, Uruguay y China, pero no ha asegurado que el sistema de salud pública cuente con los recursos que necesita.