14 de febrero de 2019

Las condiciones del Océano Pacífico abren paso a un débil El Niño

Las condiciones del Océano Pacífico abren paso a un débil El Niño
NOAA

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRES) -

El Centro de Predicción Climática de la NOAA determinó este 14 de octubre que el patrón climático conocido como El Niño ha entrado en vigencia y es probable que continúe durante la primavera.

"Las condiciones de El Niño en el Pacífico ecuatorial se han unido, y ahora podemos anunciar su llegada", dijo Mike Halpert, director adjunto, del Centro de Predicción del Clima de NOAA y pronosticador de ENSO (El Niño-Oscilación del Sur).

"Si bien las temperaturas de la superficie del mar están por encima del promedio, las observaciones actuales y los modelos climáticos indican que este Niño será débil, lo que significa que no esperamos impactos globales significativos durante el resto del invierno y hasta la primavera".

Los meteorólogos dicen que hay un 55 por ciento de probabilidades de que las condiciones de El Niño continúen durante la primavera.

Los científicos dicen que algunas de las precipitaciones superiores a lo normal este invierno en partes del oeste de Estados Unidos están relacionadas con la variabilidad subestacional atribuida a otro fenómeno climático, la Oscilación de Madden Julian (MJO), en lugar de las influencias de El Niño. La OMJ puede provocar un aumento de la lluvia a lo largo de la costa oeste.

El Niño es un fenómeno natural, oceánico-atmosférico marcado por temperaturas de la superficie del mar más cálidas que el promedio en el Océano Pacífico central cerca del ecuador.

En Estados Unidos, los patrones típicos de El Niño durante el invierno y principios de la primavera incluyen una precipitación inferior a la media y temperaturas más cálidas que la media a lo largo del nivel norte del país, y una precipitación superior a lo normal y condiciones más frías en todo el sur.

El invierno pasado, La Niña --el fenómeno inverso a El Niño-- entró en vigencia en octubre de 2017 y duró hasta abril de 2018 antes de volver a las condiciones neutrales. Los científicos de NOAA continuarán monitoreando El Niño y emitirán la próxima actualización mensual.