5 de mayo de 2019

¿Conoces la ruta de la cruz guaraní en Paraguay?

¿Conoces la ruta de la cruz guaraní en Paraguay?
FACEBOOK

ASUNCIÓN, 5 May. (Notimérica) -

Cuando todavía en la tupida selva de Acajús, con multitud de grandiosos cedros y aruacarias, el espeso cielo de hojas no permitía que el suelo viera el sol, llegó el primero de los predicadores de la orden católica de los Jesuitas. Con su sotana y su cruz guaraní colgante, este primer predicador desentonaba con aquella tierra en la que los nativos nada tenían que ver con él.

Según recogen portales especializados en esta leyenda, este monje aseguró que fue Jesús el que le había indicado ese lejano y tropical destino para predicar su palabra.

La tradición cuenta que fue la fruta de una mburucuya, con sus pequeñas semillas rojas, la que le recordó a las gotas de sangre de Jesús cuando fue crucificado, una señal que según este predicador envió el mismo Dios.

Desde ese momento, los predicadores Jesuitas que provenían de la antigua Europa comenzaron a sermonear la palabra de Dios con el objetivo de salvar las almas de los hombres de aquellas paraguayas tierras salvajes.

La ruta de la cruz guaraní no es otra entonces que aquellos lugares en los que estuvieron los predicadores Jesuitas y los templos y arte que directa o indirectamente dejaron a este pueblo que vinieron a 'salvar'.

Uno de los puntos encumbrados de esta ruta es el poblado de la Santísima Trinidad del Paraná, un lugar, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que recoge una serie de construcciones en las que todavía se conservan elementos arquitectónicos de la época como la plaza, los talleres, las casas indígenas o el cementerio.

Como principal centro de la evangelización católica de esta ruta, se puede encontrar un municipio llamado San Ignacio Guazú, donde se preservan piezas artísticas que relatan el ambiente de la época colonial.

Las iglesias fueron otro de los elementos de la cultura europea que los jesuitas dejaron en los pueblos, una de ellas y posiblemente la más conocida por el misterio que recoge, es el templo de la Misión de Jesús de Tavarangue, una imponente edificación que quedó inacabada y que, presuntamente estaba destinada a ser uno de los templos más importantes y grandiosos de la época por su diseño innovador, a diferencia del resto de las erigidas.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Sociedad