29 de diciembre de 2006

Costa Rica.- Decomisan más de 2,3 toneladas de cocaían disimuladas en compartimentos secretos de tres lanchas rápidas

SAN JOSÉ, 29 Dic. (EP/AP) -

Las autoridades costarricenses incautaron más de 2,3 toneladas de cocaína que estaban disimuladas en compartimentos secretos de tres lanchas rápidas sin informes de personas detenidas, informaron hoy las autoridades.

El ministerio de Seguridad afirmó que uno de los hallazgos se efectuó ayer, jueves. En este decomiso se encontraron unos 1.770 paquetes de aproximadamente un kilo cada una tras "una minuciosa revisión de dos lanchas rápidas de fabricación colombiana del tipo 'Eduardo no', las cuales se encontraban en Quepas", en el Pacífico central del país.

Las embarcaciones, "Diana" y "Mecí" fueron avistadas el 17 de diciembre en dos playas donde los oficiales de la seguridad aérea las divisaron en vuelo de patrullaje. Los tripulantes lograron llegar a tierra y darse a la fuga antes de que pudiera llegar la policía.

"En ambos casos, debido a las fuertes sospechas de que podrían transportar drogas, las embarcaciones fueron sometidas a la revisión de rigor por parte de miembros de la Unidad Canina de la policía y tras la autorización de la Fiscalía, se logró revisar con detalle los compartimentos", detalló el ministerio en un comunicado de prensa.

El otro caso también se trata de una lancha rápida, que fue detenida el 19 de diciembre en el Pacífico norte costarricense. Sus tres ocupantes --dos colombianos y un mexicano-- quedaron detenidos temporalmente, pero ayer jueves fueron deportados a sus países puesto que como no llevaban documentos no les pudieron comprobar ningún delito.

Ayer mismo, la embarcación sufrió varios golpes contra unas rocas en el sitio donde la mantenían las autoridades, lo que provocó que el casco de la lancha se rompiera. Fue entonces cuando se halló un compartimento oculto en el que había un cargamento de 600 kilos de cocaína.

Las autoridades locales consideran que estos decomisos están relacionados a otra detención de siete colombianos, también en el Pacífico central, quienes cumplen tres meses en prisión preventiva por presunto trasiego de unos 600 kilos de cocaína y de armas, pues tenían en su poder armamento pesado, como fusiles AK-47, 83 cohetes y municiones.

El ministro de Seguridad, Fernando Berrocal, consideró recientemente que la red que está operando en el Pacífico del país fue montada por el ex guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Héctor Martínez Quinto, quien fue extraditado de Costa Rica a Colombia la semana pasada, donde se le requiere por su presunta participación en la masacre de Bojayá, en la que fallecieron más de 100 civiles.

Martínez fue detenido en agosto en Puntarenas, una localidad del Pacífico central, donde se hacía pasar por pescador.