1 de noviembre de 2007

Costa Rica.- Diez personas mueren y cuatro permanecen desaparecidas por un alud de tierra en Costa Rica

SAN JOSÉ, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

Diez personas murieron y cuatro personas permanecen desaparecidas tras producirse un alud de tierra en San Isidro de Atenas, en la provincia costarricense de Alajuela, aproximadamente a una hora de la capital, San José, informaron los cuerpos de socorro.

Este miércoles por la noche, cuando se produjo el suceso, los socorristas recuperaron debajo de toneladas de tierra, piedras, troncos y escombros los restos de ocho personas: una niña de nueve años, una mujer adulta y seis hombres.

El cuerpo de la menor fallecida apareció este mediodía cerca de la carretera. A la 1:50 de la madrugada, se localizaron los primeros cuerpos sin vida de dos hombres. Posteriormente se hallaron los restos de tres hombres de nacionalidad nicaragüense, dos de ellos hermanos.

Los extranjeros se encontraban entre los escombros de una de las viviendas que quedó destruida. En el lugar, también se descubrió a una mujer y un hombre que aún permanecen sin identificar. A lo largo de este jueves se recuperaron los cuerpos de un hombre de 40 años y su hermano de 21, ambos costarricenses, según informa el diario costarricense 'La Nación'.

Se trata de la avalancha de tierras que más vidas se ha cobrado en este país. Habría que remontarse al 28 de julio de 1996 cuando se produjo un desprendimiento de tierra sobre cinco casas que sesgó 11 vidas.

El lugar del suceso producido ayer era un caserío antiguo en el que vivían personas de bajos recursos, los cuales trabajaban en una granja agrícola de la zona.

El alud colapsó un muro de obra pública construido para evitar que una carretera fallara y se desprendiera por una ladera, donde 100 metros más abajo había casas. El presidente de la Comisión Nacional de Emergencia (CNE), Daniel Gallardo, indicó que la masa desprendida estimada equivale a 50.000 metros cúbicos.

Más de 150 socorristas de la Cruz Roja, Bomberos y miembros de la Fuerza Pública participaron en las tareas de rescate ayudados por dos retroexcavadoras y dos perros adiestrados para la localización de personas. La Cruz Roja señaló que todos los cadáveres estaban en un perímetro de 15 a 20 metros.

Afortunadamente hubo 60 supervivientes, de los que al menos 20 eran niños, que ahora permanecen en un albergue de la casa pastoral de Atenas, provincia de Alajuela.