28 de febrero de 2019

Costa Rica, dispuesto a convertirse en el primer país iberoamericano con consumo cero de petróleo

Costa Rica, dispuesto a convertirse en el primer país iberoamericano con consumo cero de petróleo
WIKIMEDIA COMMONS - ARCHIVO

SAN JOSÉ, 28 Feb. (Notimérica) -

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, se ha propuesto llevar a su país a convertirse en el primero de la región iberoamericana con un consumo cero de petróleo y otros combustibles fósiles. Quiere lograr para 2050 que las emisiones de carbono desaparezcan, sumándose así al anuncio que han hecho otras naciones como Holanda o Reino Unido. "La descarbonización no es una moda, sino una necesidad", afirmó Alvarado durante la presentación del plan, que incluye diez medidas para lograr este objetivo.

Entre ellas, el Plan Nacional de Descarbonización incluye reformas en el transporte, por medio de una movilidad sostenible; en la energía, favoreciendo una industria igualmente sostenible; en la gestión integral de residuos o en la agricultura. La idea es que para 2050 Costa Rica no emita más carbono del que puede compensar a través de la conservación y la siembra de sus bosques.

Este nuevo propósito es tan solo la culminación de un objetivo que el país viene pretendiendo alcanzar desde hace décadas. Ya en 1994 se reformó la Constitución para incluir en ella el derecho a un ambiente saludable para sus ciudadanos.

En la actualidad, el país produce prácticamente el total de su electricidad por medio de fuentes renovales. En concreto el 80 por ciento es energía hidroeléctrica, según publica 'BBC Mundo'. Pero el Plan de Descarbonización supone un paso más allá, implica "terminar con la dependencia de los combustibles fósiles".

Según el gobierno, el nuevo plan ahora llevaría a Costa Rica un paso más allá: conseguir una "economía verde", mejorar su competitividad y terminar con la dependencia de combustibles fósiles.

Entre las medidas que se llevarán a cabo Alvarado también ha propuesto una "transición justa" para todos aquellos trabajadores que se vean afectados por esta descarbonización.

ESCEPTICISMO

Al anuncio de Alvarado le siguieron rápidamente las felicitaciones de jefes de Estado como el español Pedro Sánchez o de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet; pero también generó escepticismo entre algunos expertos. "El plan implica un desafío que debería verse con cierta precaución", explica al medio británico el investigador de la Universidad de Costa Rica, Jairo Quirós.

Se refiere el investigador a que ya han sido varios los mandatarios que desde 2007 han hecho promesas de este tipo y finalmente siempre han sido aplazadas. Y uno de las grandes trabas a este plan, coinciden los expertos, es el sector del transporte. Solo en 2016 en Costa Rica hubo más matriculaciones de coches que niños recién nacidos. Y respecto al transporte público, el Gobierno cifra en más de 60 por ciento a los ciudadanos que viajan de este modo, en autobuses o trenes de combustible.

Para combatirlo, Alvarado ha propuesto "generar incentivos para la compra de autos eléctricos y la creación de otros medios de transporte alimentados por energías limpias". Las aspiraciones del Plan pasan por que para 2035 al menos el 70 por ciento de los autobuses y taxis sean eléctricos, así como crear un tren eléctrico para pasajeros y otro para carga. Además, el Gobierno propone incentivos para conseguir que ese mismo año que el 25 por ciento de la flota de automóviles privada sea eléctrica y que en 2050, fecha límite para el Plan, todos los coches que se vendan emitan cero emisiones.

Para leer más