5 de agosto de 2016

Costa Rica cierra sus fronteras a los migrantes irregulares

Costa Rica cierra sus fronteras a los migrantes irregulares
REUTERS

SAN JOSÉ, 5 Ago. (Notimérica) -

Costa Rica cierra sus fronteras. Las autoridades ticas impedirán a partir de este viernes el ingreso en el país de más migrantes en situación irregular y, quienes consigan ingresar en él, serán aprehendidos, devueltos a Panamá o deportados a sus países de origen.

El ministro de Comunicación, Mauricio Herrera, reconoció la dificultad de llevar a cabo la nueva normativa, sobre todo en la frontera con Panamá, donde el paso es más abierto y muchas personas evaden los controles migratorios.

Además, esta misma semana el Gobierno optó por añadir 300 oficiales de la Policía en los controles fronterizos, abrir nuevos centros de ayuda en la zona norte para una atención digna de los Derechos Humanos y establecer una política nacional de las personas migrantes irregulares en un plazo no mayor a 60 días.

Mientras, el Ministerio de Relaciones Exteriores busca afianzar acuerdos regionales que permitan una solución y atención integral e internacional al fenómeno del flujo de migrantes.

Uno de los principales motivos que ha llevado al Gobierno costarricense a endurecer su postura ante la migración es la cantidad de extranjeros que se encuentran ya en el país en situación irregular.

Actualmente, 2.000 personas que provienen del Congo, Senegal, Ghana, Costa de Marfil, Guinea, Togo, Nepal, Bangladesh, Somalia, Afganistán, Irak, Burkina Faso, India, Sudáfrica y Sudán, entre otros países, residen en cuatro albergues distribuidos por todo el país, según informa 'Costa Rica Hoy'.

Asimismo, el país centroamericano tiene un ojo puesto en la situación de los cubanos varados en Antioquia (Colombia), ya que el Gobierno cafetero ha iniciado este jueves la ronda de deportaciones de los más de 1.200 cubanos que se encuentran en la localidad de Turbo, lo que puede provocar un aumento del flujo hacia Costa Rica, sobre todo después de que Nicaragua cerrara sus fronteras, de acuerdo al diario nicaragüense 'La Prensa'.

El Gobierno habilitó en mayo de este año 40 albergues para atender a cerca de 8.000 cubanos, de los cuales 4.500 salieron por avión.
Sin embargo, en ese momento, se hizo un esfuerzo en aras "de la ayuda humanitaria y la democracia, pero ya no se puede", indicó el presidente tico, Luis Guillermo Solís.

Cabe recordar que Costa Rica mantiene cerrado el paso para migrantes cubanos que intentan llegar a Estados Unidos desde el pasado 18 de diciembre, momento en el que finalizó el otorgamiento de visas extraordinarias de tránsitos a ciudadanos de la isla, luego de permitir el ingreso de 8.000 de ellos procedentes de Panamá.