17 de enero de 2007

Costa Rica.- El ministerio de Seguridad de Costa Rica decomisa a tres pescadores locales dos toneladas de cocaína

SAN JOSÉ, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Control de Drogas, en colaboración con el servicio de guardacostas de Estados Unidos detuvo el lunes a una embarcación con tres pescadores locales a bordo, que transportaba 2.000 kilos de cocaína. El decomiso tuvo lugar en las cercanías de la Isla del Coco, en el Pacífico costarricense, según confirmó este martes el ministerio de Seguridad Pública.

Según fuentes del citado ministerio la captura formó parte de un operativo mayor, del que aún no se desprendió mayor información, según informa el diario costarricense 'La Nación'. El citado rotativo informó también que las altas autoridades del ministerio de Seguridad se reunieron el martes durante algo más de tres horas para analizar la enorme cantidad de alijos y detenciones similares que se produjeron en el país en los últimos meses.

El ministro de Seguridad, Fernando Berrocal, confirmó el martes la detención de estos tres pescadores de la localidad costera de Puntarenas que transportaban más de dos toneladas de cocaína.

"Se trata de tres costarricenses que llevaban más de 2.000 kilos de droga en el barco 'Indio IV', interceptado el lunes por una embarcación de Guardacostas estadounidense" que opera en el Pacífico en el marco del convenio de patrullaje conjunto que funciona desde el 2000, indicó el ministro.

Berrocal destacó que la captura fue posible gracias a un "intenso trabajo de inteligencia" y detalló que en la operación también participaron agentes costarricenses de la Policía de Control de Drogas (PCD).

Una patrullera de Guardacostas de Costa Rica se encargó de traer a los sospechosos y una muestra de la cocaína, que servirá como prueba para la Fiscalía, mientras el resto del estupefaciente irá a Estados Unidos. Otro barco policial remolcó la embarcación pesquera hasta Puntarenas, a unos 100 kilómetros al oeste de la capital y de donde son originarios los pescadores.

"Vi familiares y otros pescadores aquí y a uno se le parte el alma, pero es que están colaborando en un negocio criminal como el narcotráfico; además no pueden contra la tecnología y la coordinación que hay con las autoridades de Estados Unidos y de Colombia. Los pescadores deben entender que se meten en una guerra que tienen perdida", apuntó Berrocal.

Durante el periodo de Gobierno de Oscar Arias, que asumió la presidencia el pasado mes de mayo, las autoridades del país ya se incautaron de más de 23 toneladas de la citada sustancia estupefaciente. "Un problema es que ya no nos cabe la droga en las bodegas", aseguró el ministro a la prensa.