El Supremo de Costa Rica da luz verde a la reforma fiscal del Gobierno para paliar el déficit

El Supremo de Costa Rica da luz verde a la reforma fiscal del Gobierno para paliar el déficit
24 de noviembre de 2018 REUTERS / JUAN CARLOS ULATE

SAN JOSÉ, 24 Nov. (Reuters/EP) -

El Tribunal Supremo de Costa Rica ha validado este viernes una reforma fiscal impulsada por el Gobierno, allanando el camino para su aprobación definitiva, con la que el presidente del país, Carlos Alvarado, busca reducir el deterioro de las finanzas públicas y el crecimiento de la deuda externa.

Los magistrados de la Sala Constitucional del Supremo han avalado por unanimidad el proyecto, aprobado en el Congreso a principios de octubre en primera discusión.

La reforma fiscal tiene como principal iniciativa la conversión del impuesto de ventas del 13 por ciento a un Impuesto al Valor Agregado (IVA) con la misma tasa, pero que aumentará la cantidad de productos y servicios gravados.

Además, el cambio incluye ajustes en el impuesto sobre la renta y prevé reducir el gasto público con la disminución de beneficios salariales a los trabajadores públicos.

El tribunal ha puesto fin este viernes a un recurso que fue presentado por diputados que se oponen al plan fiscal, alegando que la reforma se tramitó de manera atropellada y con vicios de procedimiento.

"Por unanimidad, quiero enfatizar, la Sala no encuentra vicios de procedimiento ni de fondo sobre los aspectos consultados... La Sala entiende que este país sufre una crisis severa de las finanzas públicas", ha declarado Fernando Castillo, presidente de la Sala Constitucional, en una rueda de prensa.

"No tendría ningún impedimento, si así lo determina la Asamblea Legislativa, para votarlo y aprobarlo en segundo debate", ha añadido.

Desde que Alvarado anunció la reforma hace dos meses y medio miles de trabajadores públicos iniciaron una huelga asegurando que la norma golpearía a las clases menos favorecidas. A pesar de que el paro se ha reducido, los bloqueos y ausencias laborales han dejado cientos de miles de dólares en pérdidas.

Diversas autoridades, incluido el presidente del Banco Central de Costa Rica, han dicho que si no se aprueba la norma el país centroamericano se enfrentaría a problemas para pagar su deuda pública, mayormente externa.

Contador