14 de marzo de 2007

Costa Rica.- UNICEF pide a Costa Rica que preste una mayor atención a los menores de sus ocho comunidades indígenas

SAN JOSÉ, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) presentó este miércoles un estudio sobre el derecho a la salud y a la educación de niños y adolescentes indígenas en Costa Rica. El organismo hizo un llamamiento a las autoridades de ese país para que mejoren el acceso de los menores indígenas a estos servicios.

"Aunque Costa Rica ha avanzado notoriamente en el reconocimiento de los derechos humanos de sus habitantes, incluidos los pueblos indígenas, todavía se requiere avanzar para que los derechos se cumplan en igualdad de condiciones para todas las personas", señaló en la presentación de la investigación el representante local de UNICEF, Cristian Munduate.

El análisis elaborado por los consultores Carlos Van Der Laat y Juan Carlos Santa Cruz advirtió las evidentes diferencias entre los menores de comunidades indígenas y los que no lo son. En las primeras el índice de pobreza alcanza el 90 por ciento, mientras que la media nacional es del 21 por ciento.

En Costa Rica viven unos 70 mil indígenas repartidos en ocho pueblos. De estos el 48 por ciento son menores de 17 años de edad y más del 50 por ciento vive fuera de los territorios indígenas.

Según el informe presentado por UNICEF, los indicadores muestran los altos riesgos para la salud así como el acceso a los servicios como el agua corriente. Solo un 29 por ciento de indígenas dispone de agua corriente a través de acueductos y alcantarillados mientras que la media nacional alcanza el 92 por ciento. Además aunque el 98 por ciento de los costarricenses tiene electricidad, en la comunidad indígena esta cifra solo alcanza el 30 por ciento.

"El gobierno debe velar por disponer servicios adecuados de salud y un objetivo cercano es que los mismos sean prestados por médicos y enfermeras indígenas, un primer paso es reconocer el valor de la medicina tradicional e incluirla en el esquema de atención", dijo Van Der Laat.

Otro aspecto que también queda destacado con intensa preocupación es el hecho de que el índice de mortalidad infantil es un 9,2 por ciento en el promedio del país, pero este dato se eleva hasta el 13 por ciento en las comunidades indígenas. En la comunidad de Talamanca, al sur de Costa Rica es aún mayor y asciende hasta el 18,4 por ciento.

En cuanto a la educación, Santa Cruz felicitó el "gran esfuerzo" realizado por el gobierno de ese país, que paso de disponer 114 escuelas en 1994 a 220 en 2006 con las que obtuvo un 93 por ciento de cobertura escolar.

Los mayores problemas se producen en la educación primaria, en la el 78 por ciento de las escuelas están atendidas por un solo maestro, de los cuales el 48 por ciento ni siquiera tienen título. En secundaria, el número de escolares sólo llega al 21 por ciento de los jóvenes.