28 de febrero de 2006

C.Rica.- Hallan una avioneta de narcotraficantes mexicanos en una pista de aterrizaje costarricense cercana a Panamá

SAN JOSE, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Agentes antidrogas costarricenses localizaron la tarde del domingo una avioneta con matrícula falsa en la pista de Cangrejo Verde de Laurel, en Corredores de Puntarenas, a 18 kilómetros de la línea fronteriza con Panamá que, según indicaron, estaba lista para salir esta misma noche rumbo a México con al menos 400 kilos de cocaína.

Así lo confirmaron las autoridades costarricenses, que precisaron que los agentes hallaron droga en la aeronave, una monomotor tipo Cessna 210 Centurión. Sin embargo, ayer las autoridades no habían localizado ni la droga ni los dos tripulantes del vuelo, que podrían encontrarse aún en la zona. Así, continuarán las tareas de búsqueda.

"La avioneta se encontraba en un punto cercano a la frontera de Panamá, que lamentablemente sirve de bodega. Ahí llegan los traficantes mexicanos, que han desplazado a los colombianos. Ellos usan avionetas compradas a estadounidenses y con matrículas falsas", explicó una fuente de la Policía de Control de Drogas (PCD).

La aeronave, según la citada fuente policial, estaba reforzada con dos tanques de combustible más para darle "más autonomía" y recorrer largas distancias. Pudo averiguarse también que la aeronave había sido utilizada en otra ocasión para transportar droga, después de que dieran positivas las pruebas con perros entrenados en la detección de sustancias ilegales.

En el hangar se halló un maletín y un bolso pequeño que posiblemente pertenecían a los tripulantes de la aeronave, dentro de los cuales aparecieron un arma marca Beretta y otra Jericho. También se encontraron binoculares, sistemas de posicionamiento global (GPS), radios de comunicación y cartas de navegación del estado mexicano de Sinaloa. Además, una botella de agua y una lata de atún de marcas mexicanas.

La localización de la aeronave se dio gracias a informes confidenciales que llevaron a los agentes hasta una pista de aterrizaje de la empresa Servicio Nacional de Helicópteros.

El propietario de la compañía, José Guerra, explicó que la pista solo se usa en "épocas agrícolas" pero que para este tiempo, que no hay trabajo, ahí solo permanece un vigilante, el cual cambia durante los fines de semana. Precisamente fue a ese último trabajador al que las autoridades encontraron en el hangar y detuvieron hasta ayer.

"Nosotros supimos como hasta el mediodía (de ayer). Estamos muy preocupados con una situación de estas. Ojalá que la Policía encuentre algo porque ahí debe haber locales (lugareños) ayudando a esa gente", declaró Guerra al diario local 'La Nación'.