14 de marzo de 2007

C.Rica/Nicaragua.- El presidente de Costa Rica confía en que la decisión de CIDH mejore las relaciones con Nicaragua

SAN JOSÉ, 14 Mar. (EP/AP) -

El presidente de Costa Rica, Óscar Arias, mostró ayer su confianza en que las relaciones entre Costa Rica y Nicaragua mejoren tras la decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de declarar "inadmisible" una denuncia nicaragüense por prácticas xenófobas contra ciudadanos de ese país por parte del Gobierno costarricense.

Mientras en Managua, un organismo nicaragüense de Derechos Humanos rechazó el fallo pronunciado por la CIDH, y el Gobierno de Daniel Ortega no realizó comentarios al respecto.

"Espero que la decisión de la Comisión ayude a mejorar las relaciones entre nuestros países, porque de lo contrario, hubiera sido una causa de mucha fricción", aseveró Arias. "Yo no diría que es un triunfo, pero sí un reconocimiento a que este es un país de respeto a los Derechos Humanos", agregó el mandatario.

Nicaragua señaló a Costa Rica por las muertes de los nicaragüenses Natividad Canda y José Arial Silva, ocurridas el 10 de noviembre de 2005 y el 4 de diciembre de ese mismo año, respectivamente.

Concretamente, Canda fue atacado por dos perros rottweiler tras entrar sin permiso en un taller. Nicaragua denunció entonces que ni policías, ni bomberos, ni el dueño del lugar hicieron nada para salvarlo pese a estar presentes. En el caso de Silva, ésta murió tras ser apuñalada en el exterior de un bar. En este caso, el Gobierno de Nicaragua apuntó que los autores fueron costarricenses que lo atacaron por su procedencia.

"Como costarricense estoy muy contento de que no se haya recibido la demanda y que se haya archivado", agregó Arias, quien precisó que "hay tantas cosas que hacer para mejorar las relaciones con nuestro vecino del norte, que esta acusación ante la CIDH no tenía mucho sentido".

Para el presidente costarricense, el siguiente paso es "abocarnos realmente a desarrollar nuestras fronteras, porque hay una relación simbiótica entre Nicaragua y Costa Rica". Arias reconoció, no obstante, que "el tema de la migración legal e ilegal produce reacciones muy fuertes en las poblaciones".

Respecto al caso de Canda, que ha recibido mucha atención en la prensa costarricense, Arias afirmó que "fue muy triste" pero mantuvo que "no hubo ninguna mala intención y nadie sabía que era un ciudadano nicaragüense (cuando fue atacado)".

Así, Norwin Solano, asesor jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CNIDH), expresó el rechazo a la decisión de la Corte. "Rechazamos (la medida) de toda manera", añadió. "No podemos considerar que en Costa Rica se estén respetando a sinceridad los Derechos Humanos de los migrantes", dijo Solano ante los periodistas. Por ello, Solano agregó que "independientemente de la resolución que haya emitido la CIDH, esto no exime a las autoridades judiciales de Costa Rica de establecer responsabilidad a aquellas personas que las tengan".