10 de julio de 2012

Las autoridades cubanas no descartan que el brote de cólera provenga de Haití

LA HABANA, 10 Jul. (Reuters/EP) -

El brote de cólera que ha sido detectado en Cuba y que ha dejado tres muertos en la ciudad de Manzanillo, en la provincia de Granma (sureste), podría provenir de Haití, según ha confirmado una funcionaria del Ministerio de Salud Pública.

La funcionaria, que tiene acceso diario a información sobre los esfuerzos de las autoridades sanitarias para controlar el brote y que pidió no ser identificada, ha comentado a Reuters que hay otros dos casos que se sospechan que haya muerto a causa del cólera en Manzanillo, sin embargo, esta información no está confirmada.

Así, ha desmentido las versiones que apuntaban a un incremento de las muertes hasta alcanzar los 15 casos como consecuencia de una supuesta propagación del cólera en toda la isla.

Lo que no descarta la funcionaria es que las personas que padecen en este momento la enfermedad hayan viajado a Haití o hayan tenido contactos con alguien que estuvo en ese país, donde hay una fuerte epidemia de cólera que se ha cobrado la vida de miles de personas.

"Con tanto personal de salud y otros profesionales que trabajan en Haití, y dado que hay cientos de haitianos que estudian medicina y otras carreras en el este de Cuba, sabíamos que era sólo una cuestión de tiempo antes de que hubiera un brote y nos preparamos", ha aseverado la funcionaria.

El país cuenta con un sistema nacional de salud basado en la atención comunitaria y principios preventivos, que ha recibido reconocimiento internacional, incluso de su enemigo Estados Unidos, por su desempeño en el vecino Haití.

Cientos de médicos y enfermeros cubanos han trabajado durante más de una década en Haití. Desde el terremoto que azotó en 2010 a ese país, médicos y enfermeros cubanos han ayudado a combatir un brote de cólera que ha matado a más de 7.000 personas.

MÁS CASOS

"Nosotros hemos diagnosticado un caso en La Habana, otro en el centro de Camagüey y unos pocos más en todo el país, y todas estas personas habían estado en la zona de Manzanillo", ha explicado.

Los residentes que viajan en transporte público desde la provincia de Granma, están siendo revisados antes de la salida y la llegada a su destino, ha revelado.

La funcionaria ha explicado que la enfermedad es de rápida evolución por lo que es relativamente fácil de rastrear, pero ha reconocido que la falta de información ha generado muchas conjeturas. "Estos rumores de otros brotes se deben a la forma en que están manejando la situación", ha señalado.

ENFOQUE CAUTELOSO

"Las clínicas comunitarias están siguiendo a los pacientes con diarrea severa, que es común aquí durante el verano, y si cumplen con ciertos criterios son hospitalizados para su estudio, lo que hace que sus vecinos asuman que están padeciendo de cólera, cuando muy pocos o ninguno lo tiene realmente", ha comentado la funcionaria.

Otra fuente que reside en la provincia de Granma ha indicado que hasta el lunes habían 85 casos confirmados, con unos pocos cientos de otras personas en estudio, mientras cientos de funcionarios de la salud y otros trabajan para sofocar el brote.

"Manzanillo es una ciudad donde no había un sistema de agua y miles de hogares dependían de pozos y letrinas hasta hace poco, muchos de los cuales todavía están en uso", ha dicho un funcionario en Granma que también pidió no ser identificado.

"Los ríos, arroyos, pozos y letrinas inundadas en junio debido a las fuertes lluvias, la contaminación de muchos pozos ha causado miles de casos de diarrea severa, de los cuales 85 han resultados positivos para el germen del cólera", ha agregado.

La única vez que las autoridades cubanas han divulgado información sobre el brote de cólera en Cuba fue el pasado 3 de julio a través de un comunicado en el que informaban sobre la detección de 53 casos diagnosticados y la muerte de tres pacientes. En la isla no se habían registrado brotes de esta enfermedad desde mucho antes de la revolución de 1959.

Habitantes de la provincia de Granma han comentado que están siendo informados de la situación y recibiendo instrucciones diarias sobre la adopción de medidas preventivas a través de la televisión y las radios locales.

"La gente de Salud Pública está por todas partes y al parecer el problema está controlado, pero yo no me confío porque el cólera es algo serio", ha asegurado Roberto, un empleado de la construcción de Manzanillo.