6 de marzo de 2007

Cuba.- El CPJ advierte de que el Gobierno cubano puede dificultar la cobertura internacional de la muerte de Castro

Denuncia el triunfo de líderes electos en América Latina que "no respetan las instituciones democráticas" y "desconfían" de la prensa

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) advirtió hoy de que la no renovación de visados a los periodistas internacionales "puede obstaculizar la cobertura internacional de un momento histórico" como puede ser el fallecimiento del presidente Fidel Castro o el cambio de régimen en la isla.

Así lo puso de manifiesto el coordinador del Programa de las Américas, Carlos Lauría, quien destacó en rueda de prensa que el Comité ha "evidenciado que el Gobierno cubano intenta controlar todo lo que se dice, y lo que no le gusta lo restringe".

Además, recordó que "ahora se cumplen cuatro años desde la embestida contra la prensa" en Cuba, que llevó a 29 periodistas a la cárcel. La isla se ha convertido en el segundo país con más informadores encarcelados, sólo precedido por China, indicó Lauría, y "aunque algunos han sido liberados, aún quedan 24" entre rejas.

El Comité para la Protección de los periodistas ha elaborado un informe titulado 'Attacks on the press 2006', en el que denuncia que "la impunidad es una luz verde" para quienes perpetran ataques contra los informadores, y un mal que se ha convertido en la tónica de países como México, Colombia, Filipinas o incluso Estados Unidos.

En este último, el CPJ señala que en 2006 se han dado casos de "tácticas agresivas" contra la prensa por hacer ejercicio de derechos como no revelar las fuentes, y que "después de haber acaparado el panorama sobre la libertad de prensa durante más de dos años", ahora tienen "tres encarcelados, entre ellos un 'blogger' (Joshua Wolf) por no entregar una cinta de una manifestación"; un corresponsal de 'Al Jazira' que permanece en Guantánamo desde 2001 sin que se le haya imputado ningún cargo y un Premio Pulitzer, Bilal Hussein, está detenido desde abril de 2006 porque, según el Ejército, tiene relaciones con la insurgencia iraquí.

El director ejecutivo del Comité, Joel Simon, y el coordinador del Programa de las Américas recordaron que 2006 fue uno de los años más sangrientos de la historia en cuanto a la prensa se refiere (fallecieron 55 periodistas y 134 fueron detenidos), y señalaron las deficiencias en el cumplimiento de la libertad de prensa en el mundo durante dicho periodo.

POPULISMO Y CENSURA

Respecto al análisis de América Latina, Lauría afirmó que allí "el avance de la democracia no se traduce en una mejora de las condiciones de la prensa", porque están triunfando los llamados 'líderes democradores', quienes, en palabras de Joel Simon, "son los electos democráticamente, pero que no respetan las instituciones democráticas" y, por tanto, "desconfían" de quienes deben su poder a las mismas, como los periodistas.

Así, ocurren casos como el de Venezuela, donde el Gobierno "ha implementado medidas como la Ley de Responsabilidad Social y modificaciones legales que dificultan la labor de la prensa crítica". Es el caso de la RCTV, primera cadena nacional y única a este nivel que sigue siendo crítica con Chávez, y a la que el presidente ya ha anunciado que no renovará la licencia "por golpista".

En Colombia, "históricamente el país con más caídos" (39 periodistas muertos en los últimos 15 años), "la tendencia es a la baja en los últimos tres años", apuntó Lauría. La CPJ lo explica en parámetros de "relación entre menor número de asesinados y mayor censura informativa en las zonas de más conflicto", ya que en las regiones donde el Estado tiene menos presencia, los periodistas "son más perseguidos".

En lo que respecta a México, donde perecieron seis periodistas en los últimos seis años y se produjeron otras diez muertes que podrían estar relacionadas con el ejercicio de la profesión, destacan la "impunidad" y la "autocensura en sitios como Robladero, donde los periodistas simplemente no pueden informar sobre nada de lo que está pasando".

SITUACIÓN "ALARMANTE" EN IRAK

En Irak, donde han muerto 92 periodistas desde la invasión estadounidense en 2003, y 32 de ellos sólo el pasado año, la CPJ denuncia que la situación evidencia que "los informadores que antes podían llegar a una zona de guerra y tener paso libre ya no pueden esperar eso" porque ahora ya "no mueren en combate", sino que son asesinados "a la puerta de sus casas".

Simon tildó la situación de "sumamente alarmante" porque "no se sabe lo que está pasando allí, ya que los periodistas no pueden moverse" para relacionarse con el pueblo y conocer distintos puntos de vista. Esto provoca un absoluto "vacío de información" respecto al conflicto, ya que "no se conocen las condiciones del país, ni se sabe qué quieren los iraquíes, porque no se puede trabajar en esas condiciones".

Otro de los países donde el CPJ constata el control estatal sobre los periodistas es China. Según el comité, pese a los amagos de apertura económica y al hecho de que vayan a acoger las próximas olimpiadas, lo cierto es que "es el país con más periodistas encarcelados (31)" y está poniendo en práctica una política "alarmante" de censura en Internet, con un concepto que podrían acabar aplicando otros países: "permito usar la Red, pero porque lo controlo todo". El comité denuncia que hay 16.000 personas en China monitorizando el Web permanentemente.