15 de julio de 2011

Cuba celebrará el 13 de agosto la primera boda entre una transexual y un gay

LA HABANA, 15 Jul. (Reuters/EP) -

Una transexual y un gay se casarán en Cuba el próximo 13 de agosto, boda que marcará un hito en la isla donde las uniones entre homosexuales no están legalizadas aunque sí hay un programa estatal de cirugías gratuitas de cambio de sexo del que se benefició la novia.

Como un "regalo" para el expresidente Fidel Castro, Wendy Iriepa, de 37 años y primera transexual operada en Cuba hace más de tres años, e Ignacio Estrada, un gay enfermo de sida de 31 años, anunciaron que se casarán el 13 de agosto.

Ese mismo día es el cumpleaños número 85 del líder comunista, quien sorprendió el año pasado al asumir la responsabilidad por la discriminación a la que fueron sometidos los homosexuales en los primeros años de su revolución.

Con la boda --que es legal porque Iriepa es ahora reconocida oficialmente como una mujer y no como un hombre-- los novios buscan "impulsar" otras mejoras para la comunidad homosexual en Cuba.

"Será el primer matrimonio de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros en Cuba. Va a marcar un antes y después", comentó Estrada en declaraciones a Reuters.

"Wendy es una mujer transexual y yo soy un gay", agregó, tras reconocer que la boda será posible por "los esfuerzos" realizados por el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), que lidera la sexóloga Mariela Castro, hija del presidente cubano, Raúl Castro.

Iriepa, quien dijo que su cirugía de cambio de sexo fue a finales de 2007, era colaboradora de Mariela Castro y se le vio posando por años a su lado como símbolo del CENESEX, pero dejó de serlo porque su relación con Estrada fue cuestionada por ser él activista independiente de la comunidad homosexual.

"Siempre pensé casarme", aseguró. "No quisiera que la recibieran (la boda) desde el punto de lo político (...) quiero que lo vean como que somos dos personas que estamos marcando un antes y un después", afirmó sonriente al expresar que iba a hacer realidad un sueño.

Cuba aprobó en 2008 las cirugías gratuitas de cambio de sexo, a pesar de que los patrones homófobos y machistas no han sido borrados pese a que la revolución liderada por Castro en 1959 intentó barrer con estos prejuicios.

Pero aún tiene trabada otras iniciativas, entre ellas un nuevo Código de Familia --cuya aprobación ha sido postergada por el Parlamento-- que favorecería las uniones entre homosexuales y otros derechos para la comunidad gay.

Pocos países en el mundo autorizan el matrimonio de personas del mismo sexo, entre los cuales están México y Argentina en Latinoamérica.

Entre las décadas de los años sesenta y setenta, Cuba ganó fama de intolerancia con los homosexuales, cuando reprimió y hasta mandó a campos de trabajo a muchos por su orientación sexual. Pero las cosas han ido cambiando.

"Queremos impulsar y queremos ser partícipes de este nuevo cambio o de este comienzo que está resurgiendo en la isla (a favor de las minoría sexuales)", comentó Estrada.

Mientras tanto, Iriepa disfruta de los preparativos. "Voy a optar por un vestido strapless (vestido sin tirantes), nada tradicional (...) Quiero que mi boda sea lo más sencilla posible", manifestó entusiasmada.