27 de agosto de 2007

Cuba.-Un cubano pide a la justicia de EEUU que le otorgue la custodia de su hija de cuatro años y la devuelva a la isla

MIAMI, 27 Ago. (EP/AP) -

El abogado de un cubano que desea recuperar la custodia de la hija, de cuatro años de su defendido y criticó las acusaciones de que éste, un campesino abandonó a la niña, cuya custodia está en manos del Estado.

Rafael Izquierdo, de 32 años, trata de conseguir la vuelta de la menor a la isla comunista después que su madre al parecer intentase suicidarse y permitiese que la menor pasase a custodia del Estado. Los responsables temporales de la niña, el ex agente beisbolero Joe Cubas y su esposa, desean adoptarla.

Cubas, de 46 años, ha sido agente de varios beisbolistas cubanos, como Orlando 'El Duque' Hernández, que desertaron de su país.

Izquierdo permitió que su niña se fuera con su madre, Elena Pérez, a Estados Unidos, pero según dijo su abogado, Ira Kurzban, al juez de Miami, Dade Jerri B. Cohen, entonces no sabía que ésta trataría de suicidarse. Kurzban pidió a Cohen que rechazara los cargos de abandono y devolviera "inmediatamente la niña a su padre".

El abogado citó una política estadounidense de los 60 para recibir a miles de niños enviados solos a Estados Unidos en los vuelos llamados Peter Pan. Muchos no se reunieron con sus padres hasta varios años después. Pérez ha dicho además a las autoridades que ella desea que la niña regrese con Izquierdo a Cuba.

Sin embargo, el departamento de Infancia y Familias de Florida ha expresado su apoyo a los tutores temporales que buscan conseguir la adopción de la menor. El organismo asegura que Izquierdo no solo abandonó a la niña al permitirle que viajase a Estados Unidos con su madre, sino también al no enviarle dinero ni una tarjeta de felicitaciones por su segundo cumpleaños. El departamento dice además que Izquierdo no la reclamó inmediatamente después de que la madre fue hospitalizada, pero Estados Unidos tardó meses en concederle la visa.

Pérez ha permitido que los Cubas adopten al medio hermano de la niña. Cubas dice que la niña le llama 'Papi' y no debe ser separada de su hermano ni volver a Cuba.

Kurzban apunta que habría sido imposible para Izquierdo enviar dinero a la niña, teniendo en cuenta la tasa de intercambio monetario --el padre tiene solamente el equivalente a 400 dólares en el banco-- y las dificultades para sacar dinero de Cuba.

El abogado de Izquierdo expuso al juez Cohen que en el momento en el que se enteró de que su hija había sido puesta en adopción, "consiguió un abogado" porque desea llevar a la niña "de regreso".

El abogado ha acusado al departamento de Niñez y Familia de Florida de perjudicar a su representado al solicitar que comparezca en persona y con ello asegurar que la menor establezca lazos emocionales con su familia adoptiva.