11 de abril de 2016

Los cubanos cambian el ruso por el inglés en la nueva era con EEUU

Los cubanos cambian el ruso por el inglés en la nueva era con EEUU
UESLEI MARCELINO / REUTERS

LA HABANA, 11 Abr. (Reuters/EP) -

   La demanda de cursos para aprender inglés se ha disparado en Cuba ante la expectativa de que la nueva era de entendimiento con Estados Unidos derive en una ola de inversiones --también en forma de turistas-- a la isla caribeña, sustituyendo así el histórico interés por el ruso.

   "El idioma (inglés) es imprescindible porque cada día vamos a tener más contacto (con Estados Unidos y otros países)", dijo el 'número dos' del Partido Comunista de Cuba, José Ramón Machado, al clausurar un encuentro de universitarios en 2015.

   Machado, uno de los representantes de la línea dura del Partido Comunista, ha indicado a los cubanos que "hay que hablar inglés". "Si hablan dos o tres idiomas mejor, pero el inglés es imprescindible", ha recalcado.

   Desde el inicio del diálogo entre Cuba y Estados Unidos para normalizar las relaciones bilaterales, el 17 de diciembre de 2014, los profesores de inglés, tanto particulares como en academias, se han multiplicado.

   "Ha disminuido la matrícula de los alumnos", se queja Deisy Pérez, que lleva más de 15 años enseñando inglés en su casa de La Habana. "Actualmente hay una mayor competencia entre las escuelas privadas de idiomas", ha explicado.

   Este fenómeno resulta llamativo, ya que las clases de inglés cuestan entre 10 y 30 dólares al mes en un país donde el salario medio ronda los 25 dólares. Sin embargo, la embajada de Estados Unidos en La Habana y la Iglesia Católica han lanzado recientemente una serie de cursos gratuitos.

   Gilberto González se ha prometido no privar a sus dos hijos de las oportunidades que puede traer el histórico acercamiento entre Washington y La Habana y los ha conminado a inscribirse en una de las cientos de academias particulares de inglés que empiezan a pulular en La Habana.

   "Yo les dije que deben aprender inglés", ha contado González, un ingeniero civil de 45 años devenido en taxista. "No importa que sea costoso, pero es lo que puede abrirles las puertas ahora que empezamos una nueva etapa con Estados Unidos", ha señalado.

GOODBYE CHEBURASHKA

   El inglés es una enseñanza permitida desde la desintegración de la URSS, pero ahora se ha convertido en una de las asignaturas prioritarias en los planes docentes, junto al español y la historia cubana, según ha publicado recientemente el diario oficial 'Granma'.

   Esto supone una gran novedad ya que durante dos décadas el ruso ocupó este lugar por la estratégica alianza entre la Cuba 'castrista' y el bloque soviético. Los programas educativos incluían clases de ruso en las que debían memorizar canciones y poemas.

   González, por ejemplo, aprendió ruso cuando estudiaba en un colegio de La Habana en plena Guerra Fría, pero al no haberlo utilizado durante tres décadas, sólo recuerda tres palabras básicas: da (sí), niet (no) y nazdarovie (a tu salud).

   La enseñanza del ruso llegaba hasta la televisión. Cheburashka, un oso pequeño con orejas enormes, y su amigo el cocodrilo Guena, ayudaban a los cubanos más pequeños a conocer el alfabeto cirílico y la nieve, mientras miles de jóvenes viajaban becados a universidades de Moscú.

Para leer más