15 de junio de 2007

Cuba/Dinamarca.-Escuelas de ballet de Dinamarca y Cuba intercambian su estilos bajo las directrices de Alonso y Andersen

LA HABANA, 15 Jun. (EP/AP) -

El Ballet Nacional de Cuba (BNC) y el Real Ballet Danés intercambiaron hoy sus experiencias, estilos, puestas en escena y bailarines en unas jornadas de intercambio cuyo objetivo es enriquecerse mutuamente, según dijeron hoy sus directores, Alicia Alonso y Fran Andersen, respectivamente.

"Es un momento muy lindo para el ballet, ellos van a hacer una versión nuestra de 'Don Quijote' y nosotros el último acto del 'Napoli', explicó la afamada y octogenaria bailarina Alicia Alonso, directora y fundadora del BNC.

"Estoy altamente impresionado con el nivel de los muchachos y muchachas" de la compañía cubana, declaró Frank Andersen quien añadió que el ballet de 'Don Quijote' será representado con coreografía de Alicia Alonso el próximo mes de enero en Copenhague.

Alonso y Andersen ofrecieron hoy en La Habana una rueda de prensa en la que dieron a conocer el inicio de su cooperación para intercambiar dos maneras de bailar diferentes.

Así, señalaron que de momento no hay una fecha establecida para poner en escena en la capital cubana el tercer acto del 'Napoli', un clásico de August Bournonville estrenado en 1842 en el Teatro Real, aunque podría se baraja que pueda representarse el próximo año durante el Festival de Ballet de La Habana.

Supervisores del Real Ballet de Dinamarca viajarán a la isla para observar los avances en el trabajo de los cubanos, que incluye decorados, vestuarios e incluso entrenamiento de los bailarines en una pieza que los expertos califican de compleja.

Andersen consideró que la escuela del BNC tiene una singular "fuerza y poder" junto a una depurada técnica. Por su parte, Alonso dijo que los daneses cuentan formas extraordinariamente "limpias" en sus posiciones. "Esto enriquece el vocabulario del artista", destacó Alonso, una leyenda viviente de la danza mundial.

Andersen viajó a Cuba junto a la maestra Eva Kloborg, quien colaborará con los cubanos en el montaje del 'Napoli' con su singular estilo "meticuloso" de Bournonville, donde los brazos deben permanecer bajos, los cuellos elongados, los saltos pequeños y llenos de movimiento y con una pantomima muy marcada pero sin sobreactuaciones.