12 de febrero de 2008

Cuba.- Dos organizaciones insisten en que el caso del estudiante supuestamente detenido recuerda a métodos estalinista

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Iberoamericanos por la Libertad (AIL) y la Unión Liberal Cubana (ULC) consideraron hoy que la aparición de un joven cubano en la televisión negando que haya sido detenido por el Gobierno cubano por formular preguntas incómodas al presidente de la Asamblea Nacional, Ricardo Alarcón, recuerda a los métodos estalinistas de la ex Unión Soviética.

AIL y ULC insistieron hoy en un comunicado que se trata de un caso "al estilo de las Asambleas Comunistas de Rectificación de los años 60, 70 y 80 y de los métodos estalinistas de la extinta" Unión Soviética.

"Estos hechos demuestran que el comportamiento del régimen totalitario de Cuba es el mismo bajo la batuta de (el presidente) Fidel Castro que bajo la de su hermano (el presidente interino) Raúl (Castro)", insisten. Por ese motivo, ambas asociaciones solicitan al Gobierno español que "abogue por el respeto hacia el ejercicio de las libertades fundamentales de todos los cubanos".

Eliécer Ávila fue trasladado supuestamente de su domicilio en Puerto Padre a La Habana el sábado 9 de febrero, según denunció el Consejo de Relatores de Derechos Humanos, para reaparecer en el programa de televisión Cubadebate, en el que según las asociaciones denunciantes se le presentó como víctima de la "manipulación" y del "terrorismo mediático occidental".

Asimismo, AIL y ULC aseguraron en las imágenes del programa se puede observar "el nerviosismo tanto de Eliécer Ávila como de César Lage (hijo del vicepresidente Carlos Lage)" cuyo lenguaje corporal "no se corresponde con sus declaraciones verbales".

Ávila fue uno de los representantes de los diez mil estudiantes de la Universidad de Ciencias Informáticas que la semana pasada preguntaron abiertamente al presidente del Parlamento por las razones de las restricciones para que los cubanos no puedan viajar al extranjero, no se puedan hospedar en hoteles reservados a turistas, no puedan utilizar Internet o cobrar en la misma moneda que el régimen.